Bebé de 10 meses pesa 62 libras por culpa de extraña enfermedad

Se llama Luis Manuel González y es originario de Colima, México. Varios médicos analizan su caso para saber exactamente qué ha provocado que sea "el bebé más obeso del mundo"
Bebé de 10 meses pesa 62 libras por culpa de extraña enfermedad
Se llama Luis Manuel y es atendido por médicos del IMSS.
Foto: Facebook

El 12 de octubre de este año, los médicos del Hospital General de Zona número 1, perteneciente al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), localizado en el municipio Villa de Álvarez, en el estado de Colima, atendieron el llamado de una desesperada madre, quien pide valoren urgentemente a su pequeño de 10 meses llamado Luis Manuel González, debido a que pesa 28 kilos, es decir unas 62 libras.

A partir de ese momento, Luis Manuel fue sometido a una serie de exámenes y análisis clínicos solicitados por los endocrinólogos pediatras y nutriólogos que tienen a su cargo el caso de este bebé para dar exactamente con el problema que está haciendo que el pequeño tenga un sobrepeso descomunal.

Cuando nació, Luis Miguel pesó 3,5 kilogramos (7,7 libras), por lo que se encontraba dentro del estándar. Conforme fueron pasando los meses, esté bebé comenzó a ganar peso de forma descontrolada, lo que le ha llevado a ser “el bebé más obeso del mundo”.

Un diagnóstico inicial ha indicado que el bebé podría sufrir del síndrome de Prader-Willi, el cual es un trastorno genético que provoca tener hambre insaciable y por ende, desencadena obesidad y diabetes tipo 2. Hasta el momento, no se ha confirmado que tenga este padecimiento, aunque por los síntomas todo indica que sí.

¿Qué es el síndrome de Prader-Willi?

Es una enfermedad de tipo congénito que afecta a distintas partes del cuerpo y organismo. Quienes la padecen, suelen tener hambre todo el tiempo y por ende, sufren obesidad. También tienen poca musculatura y una capacidad mental reducida, así como órganos sexuales subdesarrollados.

El síndrome es causado por la falta de un gen en el cromosoma 15.

Algunos de los síntomas son:

Los recién nacidos suelen ser pequeños y flácidos.

Los recién nacidos varones pueden tener criptorquidia o testículos no descendidos.

Tener problemas de alimentación durante la lactancia.

Ojos en forma de almendra.

Retraso en el desarrollo motriz.

Estrechez en la cabeza, a la altura de las sienes.

Aumento de peso rápido.

Corta estatura.

Desarrollo mental lento.

Manos y pies pequeños en proporción con el resto del cuerpo.

Ansiedad por la comida.