Campaña: ‘California es mi hogar’

La iniciativa busca presionar a legisladores republicanos para apoyar a los ‘soñadores’
Campaña: ‘California  es mi hogar’
Diversas organizaciones se han unido a apoyar a los Dreamers. / Getty

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en California lanzó ayer la campaña #CAisMyHome (California es Mi Hogar) para presionar a cinco congresistas del Estado Dorado a que den su apoyo a un proyecto que permitiría la legalización de los denominados “soñadores”.

La campaña está dirigida a convencer, antes que termine este año, a los republicanos Paul Cook, Darrell Issa, Devin Nunes, Ed Royce y Mimi Walters para que apoyen una legislación “limpia” que regularice a los “soñadores”, sin perjudicar a otros inmigrantes.

Estos cinco representantes de California son votos clave, pero en este momento son también obstáculos para que el Congreso apruebe el Dream Act, acrónimo en inglés de Development, Relief, and Education for Alien Minors (Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Extranjeros).

“Exigiremos que hagan lo correcto por sus electores y por su país”, manifestó Jennie Pasquarella, directora de Derechos de los Inmigrantes de ACLU de California.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Royce, Cook, Issa y Walters representan a distritos del sur del estado y —aunque los republicanos han reinado en estas áreas— la composición de los votantes ha ido cambiando y los liberales cada vez ganan más terreno.

Tres de las sillas de estos candidatos están en una lista publicada a comienzos de año donde aparecen los objetivos demócratas para las elecciones del 2018.

Nunes, el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, vio su imagen comprometida en mayo último al ir a la Casa Blanca para contrastar información sobre la posible interferencia rusa en las elecciones de 2017.

https://platform.twitter.com/widgets.js

En cifras

En California vive la mayor parte de beneficiarios de DACA.

Según cálculos de ACLU, este estado podría perder más de 11,000 millones en valor financiero anual en caso de que a los soñadores, o Dreamers, se les impida trabajar, algo que los votantes saben.

Movimiento en Internet

La “agresiva” campaña incluye un llamado en redes sociales, acciones y demostraciones en los distritos de los congresistas y publicidad en medios de comunicación.

Por ejemplo se tiene planeado que un avión vuele sobre el área que representa el congresista Issa, el Distrito 49 —que incluye zonas de San Diego, Oceanside, entre otras— con una publicidad para recordarle el problema que afronta el estado si envía a la sombra a estos jóvenes, amparados bajo el programa de Acción Diferida (DACA) que el presidente Donald Trump suspendió.

La interrupción de DACA se dio en septiembre pasado aunque no entrará en vigor hasta el 5 de marzo de 2018.

Issa ganó la reelección con apenas 1,621 votos en contra del demócrata Doug Applegate, una las elecciones más apretadas de toda la nación.

https://platform.twitter.com/widgets.js

“Nuestra campaña les recordará a estos cinco representantes sobre la feroz urgencia de esta legislación, lo recordaremos todos los días hasta que el Congreso haga lo correcto”, advirtió Pasquarella.

Por su parte, Lorella Praeli —directora de política de inmigración y campañas de UCLA— envió un claro mensaje en el lanzamiento de la campaña en Sacramento.

“Los republicanos crearon esta crisis para los soñadores y sus aliados necesitan arreglarlo. El momento para un Dream Act limpio es ahora”, dijo.