El “inteligente” salvavidas de la madre del niño Gabriel para evitar la pena de muerte

Pearl Fernández está acusada junto a su pareja, Isauro Aguirre, del asesinato del pequeño
El “inteligente” salvavidas de la madre del niño Gabriel para evitar la pena de muerte
Pearl Fernández ganó la custodia de Gabriel cuando él tenía 7 años

La defensa de Pearl Fernández, de 33 años, madre del pequeño Gabriel y acusada junto a su novio, Isauro Aguirre, de 37 años, del matrato y la muerte del pequeño de tan solo ocho años en mayo de 2013, alegó que la acusada padece discapacidad intelectual, lo que la excluiría de ser condenada a pena de muerte.

Una audiencia sobre su supuesto bajo cociente intelectual se llevará a cabo en enero. Mientras tanto, en otro tribunal se culparon a otras entidades por este crimen execrable: a los ayudantes del sheriff, a los trabajadores sociales y la escuela de Gabriel, quienes de un modo u otro no evitaron que el pequeño fuera vapuleado, amordazado y torturado durante 8 meses. 

Una demanda presentada por los hermanos de Gabriel afirma que el niño “vivía en el infierno” y que existían 60 denuncias de sospechas de abuso que los servicios sociales investigaron de una forma “superficial”. Gabriel había vivido con su abuela durante los siete primeros años de su vida, cuando su madre lo reclamó, en apariencia, solo para obtener beneficios sociales.

El condado de Los Ángeles indemnizará a los hermanos con $1.98 millones y el distrito escolar de Palmdale con $20,000, lo que después de los honorarios de abogados y otros costos se quedará en $1.2 millones, de acuerdo con documentos oficiales.

La fiscalía no cree que Fernández posea discapacidad intelectual al ser perfectamente capaz de evadir las preguntas de funcionarios escolares y del Departamento de Servicios para Niños y Familias. Mientras ella espera su audiencia, un jurado está listo para deliberar sobre si Aguirre será o no condenado a pena de muerte la próxima semana.