Equipo de boxeo llega a manos de los niños de Garden Grove

El Golden Boy Óscar de la Hoya llega a gimnasio de L.A. a ayudar a comunidades de bajos recursos

Guía de Regalos

Equipo de boxeo llega a manos de los niños de Garden Grove
Julio Romero de 10 años recibió un par de guantes nuevos de manos de Oscar de la Hoya y le firmó otros que llevaba. (Aurelia Ventura)

Como si ya fuera época navideña, decenas de niños de Garden Grove —una ciudad ubicada al noroeste del condado de Orange— recibieron este viernes regalos de parte de la estrella del boxeo, Óscar de La Hoya, quien es conocido a nivel mundial como el Golden Boy (chico de oro).

De la Hoya junto a su fundación Óscar de la Hoya (ODLH) realizó ayer su quinta entrega anual de equipo de boxeo que incluyó: guantes, cuerdas de brincar, mochilas, equipo de protección y otros artículos de entrenamiento.

“Elegimos este gimnasio porque sabemos que ustedes son luchadores”, dijo a los niños De la Hoya, medallista de oro olímpico y 10 veces  campeón mundial en seis categorías.

“Pero siempre traten de hacer lo mejor posible que puedan en la vida”, les dijo a los niños, quienes poco antes de verlo coreaban su nombre. “Estudien para que puedan hacer mucho en la vida”.

Niños y niñas recibieron su equipo de entrenamiento. / Foto: Aurelia Ventura

Las donaciones de la fundación ODLH se realizaron en cinco gimnasios de comunidades de bajos recursos del sur de California que promueven un estilo de vida saludable para los jóvenes.

Con el apoyo de su socio corporativo, Autoridad Municipal de Finanzas, la fundación benefició a Garden Grove Boxing; Eddie Heredia Boxing Club —en el este de Los Ángeles; Westside Boxing Club, en Los Ángeles; Azteca Boxing Club, en la ciudad de Bell, y Duarte Boxing Club, en la ciudad de Duarte.

Una emoción grande entre los más chicos

Mateo Aguilar, de 9 años de edad, estaba fascinado con el par de guantes que recibió de parte del Golden Boy. Él y sus dos hermanitos comenzaron a practicar en el gimnasio hace un mes.

“Me gustó tratar el boxeo”, dijo Mateo.

Por su parte Julio Romero, de 10 años, estaba emocionado por el regalo de sus guantes nuevos pero sobre todo con sus guantes usados, que fueron firmados por el boxeador.

“Me gustó que Óscar me diera mis guantes y hasta me los firmó”, dijo con una sonrisa imborrable el pequeño quien aspira con ser boxeador profesional.
“Yo he venido a entrenar por dos años y me gusta el box para pelear como deporte”, añadió el pequeño Julio.

Rubén Díaz, dueño de Garden Grove Boxing dijo estar muy agradecido por la donación que la fundación ha hecho a docenas de niños.

Este gimnasio de box sirve en la actualidad a 45 niños y 60 miembros en total.

De la Hoya aconsejó a los pequeños estudiar mucho para lograr metas en la vida. / Foto: Aurelia Ventura

“Aquí algunos [padres] pagan por las clases y los que no tienen dinero les ayudamos”, dijo Díaz. “Todo esto es para el beneficio de los chamaquitos”.
Cada niño tuvo la oportunidad de llevarse su regalo a casa.

Óscar de la Hoya, la súper estrella del boxeo, creó su fundación en 1995 para ofrecer una mejor calidad de vida a la gente del Este de Los Ángeles.
Hoy en día, con la ayuda de varias donaciones, la fundación atiende a miles de personas al año.

Adicionalmente la fundación apoya y sostiene la escuela Óscar de la Hoya, el Centro de Cáncer Cecilia González de la Hoya y el Centro Médico Óscar de la Hoya para la Infancia (ambos ubicados en el hospital White Memorial) y numerosos programas después de la escuela para guiar a los más jóvenes hacia una vida saludable.