Alguien miente: las dos historias de la plática entre Trump y Putin en Asia

Las versiones de la Casa Blanca y del Kremlin generan mayor confusión
Alguien miente: las dos historias de la plática entre Trump y Putin en Asia
Los mandatarios dialogaron en el marco de la reunión de la APEC.
Foto: JORGE SILVA/AFP/Getty Images

El presidente Donald Trump desató una oleada de críticas en su contra al afirmar que Vladimir Putin le dijo que no intervino en las elecciones de los Estados Unidos… y que él le creía.

Tras las críticas de exmiembros de agencias de Inteligencia y del actual director de la CIA, Mike Pompeo, el mandatario intentó rectificar sus dichos, al señalar que Putin afirmaba no haber intervenido en el proceso electoral de 2016 y que el propio líder ruso expresaba confianza en sus declaraciones, es decir, el republicano afirmó que él no había dicho que lo creía.

Sin embargo, más allá de semejante confusión, ahora la discusión está en si Trump y Putin realmente hablaron del tema, ya que la Casa Blanca afirma que sí, mientras el Kremlin dice que no.

Sin embargo, cuando CNN le preguntó al secretario de prensa de Putin, Dmitry Peskov, si los dos líderes habían discutido el tema de la intromisión rusa en las elecciones, Peskov respondió que no.

Esta no es la primera vez que Estados Unidos y Rusia dan diferentes versiones de una interacción entre ambos líderes, ya que después de que se conocieron al margen de la cumbre del G-20 en julio, tanto la Casa Blanca como el Kremlin reconocieron que Trump y Putin habían discutido la interferencia de Rusia en las elecciones.

Después de la reunión, el secretario de Estado Rex Tillerson dijo que Trump y Putin tuvieron un “intercambio sólido y prolongado” sobre el tema.

“El presidente presionó al presidente Putin en más de una ocasión con respecto a la participación rusa”, dijo Tillerson a los periodistas. “El presidente Putin negó tal participación, como creo que lo hizo en el pasado”.

Pero el Kremlin dijo durante una conferencia de prensa por separado celebrada al mismo tiempo que Trump había aceptado las negativas de Putin sobre la intromisión rusa.