La realidad del cambio climático en California

Contenido Patrocinado
La realidad del cambio climático en California
El calor y la sequía son causa directa de incendios.
Foto: AFP / Getty Images

“Quien diga que el cambio climático no es un hecho está ciego”. Lo dice Stevie Wonder.  No hay más que mirar los noticieros para darse cuenta de los frecuentes desastres naturales, muchos de ellos causados, en parte, por la acción directa del ser humano.

También en California el clima está cambiando. En los últimos años aumentaron las emisiones de dióxido de carbono y de otros gases de efecto invernadero. Como consecuencia de esto, el estado se ha visto afectado de diversas maneras, con graves consecuencias.

No podemos negar que las temperaturas están subiendo. Las sequías son más graves y más prolongadas. Los incendios son más violentos e incontrolables, destruyendo miles de hectáreas de nuestra valiosa naturaleza. El aumento de los niveles del mar de los últimos años también es una triste realidad que amenaza a toda nuestra costa. Pero podemos hacer algo para frenar todo eso.

Energy Upgrade California ofrece consejos y promueve una campaña para que todos seamos parte de lo que más nos importa, el cuidado de nuestro planeta. También, por supuesto, el cuidado de California, para nosotros y para los que están por llegar.

Hay muchas acciones, pequeñas y grandes, que podemos llevar a cabo para frenar las emisiones de gases contaminantes y muchos motivos para decir no al cambio climático. Porque, si no disminuimos las emisiones de dióxido de carbono en las próximas décadas, el cambio climático podría reducir todavía más el suministro de agua, aumentar todavía más el riesgo de incendios forestales, y amenazar gravemente el desarrollo costero y los ecosistemas.

Hasta la fecha las consecuencias producidas por estos gases contaminantes y el mal uso energético son:

Empecemos hablando de las temperaturas. En este gráfico de Energy Upgrade California podemos comprobar cómo las olas de calor han aumentado en los últimos años y hacia dónde nos dirigimos si no hacemos nada para evitarlo.

Un día es de "calor extremo" si el termómetro alcanza los 97ºF.
Un día es de “calor extremo” si el termómetro alcanza los 97ºF.

Se trata de un aumento de las temperaturas que cifra los días de extremo calor actuales en una media de diez grados al año -estamos hablando de temperaturas de casi más de 100 grados-, pero que los elevaría a 110 grados anuales de aquí a finales de siglo.

En cuanto al mar, se prevé que los océanos aumenten hasta 8 pies en los próximos 100 años, lo que provocaría inundaciones de miles de millas de costa, centros de ciudades quedarían bajo el agua, afectando a hogares y cultivos por el avance del océano en detrimento de la tierra.

Si haces clic aquí, en Energy Upgrade California te explican bien cómo esto afectaría a las costas de California.

La importancia de actuar y apostar por energías limpias, además de crear una mayor conciencia sobre lo necesario de cuidar nuestro planeta, es vital para evitar los incendios forestales.

Los fuegos han sido protagonistas en los últimos meses. Es vital preservar la rica naturaleza californiana. Todo esfuerzo suma, pero también hay que tener en cuenta que todo factor contribuye a la quema de los bosques californianos. Las altas temperaturas y la extrema sequía son la chispa que hace que arda nuestro entorno. La falta de lluvia convierte a los bosques en zonas secas más susceptibles a incendios, cada vez más frecuentes e intensos. Y estos incendios agregan incluso más carbono a la atmósfera, acelerando aún más el cambio climático. Es un círculo vicioso que debemos frenar.

Hay cosas que cada uno de nosotros podemos hacer para minimizar el impacto ambiental. Energy Upgrade California te facilita la reducción de tus emisiones de carbono al proporcionarte una variedad de maneras de ahorrar energía y agua. Puedes encontrar más información en https://www.energyupgradeca.org

El esfuerzo que implica cambiar esto no es extremo. No es necesario hacer mucho para marcar una gran diferencia. Hay pequeños pasos que si todos damos nos llevarán muy lejos. Pequeñas acciones, como cambiar las bombillas tradicionales por las de bajo consumo, están al alcance de todos. Así de sencillo, si cada hogar estadounidense reemplaza un bombillo tradicional por un nuevo bombillo LED de ahorro energético podríamos ahorrar energía suficiente para alimentar a tres millones de hogares durante un año. También se ahorraría mucho dinero, cerca de $680 millones de dólares y se eliminarían nueve mil millones de libras de emisiones de gases de efecto invernadero por año.

El objetivo de Energy Upgrade California es reducir al máximo la emisión de dióxido de carbono y promover un uso inteligente de la energía para cuidar el medio ambiente y frenar el cambio climático lo más posible. Juntos, todos los residentes californianos, podemos encontrar maneras para lograr cambios efectivos y sustanciales con la finalidad de proteger lo que tenemos hoy y preservar nuestros recursos naturales para las generaciones del mañana.