Doctores de Los Ángeles apoyan el cuidado de salud sin importar estatus migratorio

Doctores de Los Ángeles apoyan el cuidado de salud sin importar estatus migratorio
11/14/17/LOS ANGELES/ Residents physicians from LAC USC Medical Center, youth advocates, and immigrant groups, hold a press conference, to denounce those who target immigrant patients, declare public spaces as ones safe for all families and call on Congress to pass a clean DREAM Act and save TPS. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Un grupo de doctores del Centro Médico LAC + USC, comúnmente conocido como el hospital del condado de Los Ángeles, dijo el martes por la mañana que su deber es cuidar de todos los pacientes, sin importar su estatus migratorio. También declararon ambulancias, clínicas y hospitales como espacios seguros para todos los inmigrantes indocumentados.

Este anuncio se da tras el caso que hizo noticia el 24 de octubre en Texas donde una niña de 10 años con parálisis cerebral fue escoltada por agentes de inmigración camino al hospital para que le realizaran una operación de emergencia. Una vez terminada la cirugía, la pequeña fue llevada a un centro de detención donde esperaría su deportación y ni el hospital ni los doctores pudieron hacer nada.

“Es importante estar aquí porque para nosotros, para todos los médicos, nuestro deber es cuidar a cada persona que entra a este edificio, quien pasa por nuestras puertas tiene derecho a recibir el cuidado médico. Ese es un derecho humano”, explicó el doctor de medicina interna y pediatra, Jacob Bailey.

“Lo que sucedió en Texas y lo que le esta pasando a muchas personas que son detenidas por el simple hecho de buscar tratamiento médico es una desgracia”, aseveró el doctor.

El doctor Jacob Bailey (izq.) se mostró a favor del cuidado de salud de las personas sin importar su estatus migratorio. (Aurelia Ventura)

“Queremos que la gente entienda que aquí en California no somos iguales que en Texas”, dijo Apolonio Morales, activista con la Coalición de Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), una de las organizaciones que apoyan a los doctores. “Me da gusto saber que los doctores que están en este hospital respaldan a la comunidad inmigrante para decir que no van a dar información a ICE para que los detengan y los deporten”.

Los médicos residentes de LAC + USC Medical Center, representan al Sindicato Internacional de Empleados de Servicio – Comité de Internos y Residentes, (SEIU CIR),  y esperan animar a otros médicos a tener una voz más fuerte dentro de sus centros de salud y hospitales. El sindicato es el más grande con más de 15,000 empleados actualmente.

Los doctores también pidieron al Congreso que aprueben un Dream Act para los jóvenes indocumentados y que no se elimine el Estatus de Protección Temporal para los centroamericanos (TPS).

La pediatra María Martes dijo que cuando la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) detiene a las personas que buscan cuidado médico solo les causan daños evitando que tengan atención de salud.

Doctores del Centro Médico LAC-USC apoyan el cuidado de salud para todas las personas, sin importar su estatus migratorio. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

“Nosotros como hospital, nuestro deber es proteger a nuestros pacientes y brindarles cuidado que ellos necesitan. El hecho que los saquen de hospitales o no los dejen entrar a buscar el tratamiento que necesitan, les están violando los derechos que ellos tienen”, dijo la doctora Martes, de origen colombiano. “Yo le pediría [a ICE] que se queden fuera del cuidado médico y que no se metan en las clínicas y los hospitales”.

Con este anuncio público los médicos honran el juramento de Hipócrates, uno de los médicos más destacados de la antigüedad. Este estipula, entre otras cosas, que los doctores mantendrán su “vida y arte alejado de la culpa”.

Martes dijo que si a ella le dieran un informe migratorio de su paciente jamás lo expondría en público para causarle daño. “Yo le brindaría salud, pero no lo detendría”, recalcó.