Madre que regresó a EEUU tras ser deportada, pide ayuda en su lucha contra el cáncer

Frausto estuvo separa de sus hijos por seis años. Al momento de su deportación, su hija tenía 17 años y su hijo 29 años
Madre que regresó a EEUU tras ser deportada, pide ayuda en su lucha contra el cáncer
Alicia Frausto, una madre deportada que logró regresar a los Estados Unidos para pelear aquí su caso, es detectada con cáncer en el estómago en etapa 4. Su familia pide ayuda con los gastos médicos y legales. (Foto tomada de GoFundme).

Después de seis años de deportación en Tijuana, Alicia Frausto logró regresar al país el año pasado para pelear aquí su caso. Estaba feliz de haberse reunificado con su familia hasta que hace unas semanas le fue diagnosticado un cancer muy avanzado.

Su familia ha abierto una cuenta en el sitio GoFundme para recaudar fondos y así cubrir no solo sus gastos médicos sino los legales ya que su caso migratorio está en proceso.

Frausto, es una inmigrante de Zacatecas, México, de 61 años, madre de dos hijos, y abuela de una niña. Todos nacidos en Estados Unidos.

“Hace cuatro meses, empecé a perder mucho peso. Después vomitaba todo lo que comía hasta el agua que tomaba. He perdido entre 50 y 60 libras”, dice Frausto a La Opinión vía telefónica desde el centro de convalescencia donde se encuentra en Montclair,California. Hace un mes la operaron. “No estoy muy bien. Necesito aumentar mis defensas”, dice Frausto.

Al regresar de la deportación, Alicia Frausto se encontró con que era abuela de Iris Leah Espinoza de tres años, hija de su hija Rebecca Rodríguez. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)

Su hijo Edsson Rodríguez abrió una cuenta en el sitio GoFundme para recaudar 10,000 dólares y ayudarse con los gastos. Ha logrado reunir 2,835 dólares.

“Decir que mi madre ha tenido una vida estresante seria una verdad a medias. En el verano de 2010 fue deportada sin un debido proceso. Durante su estancia en Tijuana, le diagnosticaron cáncer de seno. Por suerte, fue atendida a tiempo para no poner su vida en riesgo. Ganó la batalla y tuvo una recuperación asombrosa”, cuenta Rodriguez.

Esta madre logró regresar el 27 de octubre de 2016 con su familia ya que su caso fue parte de la demanda colectiva López-Venegas contra Johnson entablada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de San Diego y del sur de California así como por el bufete de abogados Cooley LLP.

“Pero en los meses pasados”, narra su hijo, “mi madre gradualmente comenzó a tener más y más dificultades para comer. Y después de varios viajes al hospital, descubrieron que tenía una masa de seis centímetros bloqueando su estómago e intestinos”.

Hace un año Alicia Frausto disfrutaba feliz la temporada de Navidad con su hija Rebecca Rodríguez y su única nieta Iris Leah Espinoza de tres años en su casa en Pomona. Frausto estuvo separa de sus hijos cuando fue deportada a Tijuana por seis años. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)

E 19 de octubre le removieron el tumor y la mitad de su estómago pero se descubrió que era cáncer en etapa 4 y que se le ha extendido a sus nódulos linfáticos, y a alrededor de sus pulmones. En tanto el tumor en el estómago ha comenzado a crecer de nuevo.

A pesar de su estado crítico, su hijo cuenta que su madre poco a poco ha comenzado a comer mejor y a recuperar algo de fuerza.

“Si las cosas no mejoran y no procedemos a la quimioterapia, solo nos quedaran unos pocos meses con ella”, expresa.

Pero encima de estas preocupaciones, Alicia Frausto está todavía en medio de una batalla para quedarse en los Estados Unidos. De hecho, los primeros meses de su estancia estuvo con una pulsera electrónica en su tobillo que migración le colocó para monitorearla. “Tenemos que reagendar las fechas de sus audiencias con Migración porque la más cercana es para mediados de diciembre”, expone.

Por todas estas razones, su hijo dice que cualquier donación, los ayudará con los gastos médicos y en sus esfuerzos porque no la vuelvan a sacar del país.