Reforma Contributiva Favorece a los Latinos

La propuesta de reforma contributiva del presidente Trump beneficiaría grandemente a nuestra comunidad latina
Reforma Contributiva Favorece a los Latinos
La reforma contributiva del presidente beneficiaría a la comunidad latina
Foto: Archivo

Esto es una columna de Opinión.

La propuesta de reforma contributiva del presidente Trump beneficiaría grandemente a nuestra comunidad latina, la cual continúa enfrentando una difícil situación económica.  El plan del presidente, que ha sido acogido por el liderato republicano en el Congreso, y que pudiera ser aprobado antes que termine el año, produciría un boom económico que llevaría a la creación de más y mejores empleos para nuestra gente, a la vez que reduciría los impuestos a nuestras familias de clase trabajadora.

Demasiadas personas en nuestra comunidad continúan sumidas en la pobreza.  De acuerdo al Censo, en el 2016 19.4 por ciento de los hispanos estaba debajo del nivel de pobreza -uno de cada cinco, lo que es mucho más alto que el nivel de pobreza en la población identificada como “blanca, no hispana” (8.8 por ciento).  Más aún, los salarios de los latinos son los más bajos en el país.  Según el Centro Pew, en el 2015 el jornal por hora promedio de los hombres latinos era $14 dólares, comparado con $21 para los hombres “blanco, no hispanos”.

Digan lo que digan de Trump, la realidad es que el plan contributivo del presidente iría muy lejos en mejorar las condiciones económicas de nuestra gente.  Para empezar las familias latinas podrían retener más de sus ingresos. Bajo su plan, una pareja casada no pagaría impuestos sobe los primeros $24,000 dólares que gane al año.  Las tasas contributivas sobre ingresos se simplificarían y reducirían considerablemente de manera que una pareja que gane menos de $90,000 dólares pagaría un 12 por ciento en contribuciones y una que gane menos de $260,000 un 25.  También se aumentaría el crédito que una familia recibe por hijo, de $1,000 dólares a por lo menos $1,600 por hijo.  Esta medida ha sido promovida por la hija del presidente Ivanka con el fin de ayudar a las familias de bajos y medianos ingresos con los gastos relacionados a la crianza de los hijos.

Pensemos en una familia típica latina que tiene par de hijos en la escuela y que gana alrededor de $59,000 dólares al año.  Una familia así debería tener cierta estabilidad económica pero claramente va a estar bastante apretada.  Quizás viven de cheque a cheque o no pueden ahorrar mucho.  Con el plan del presidente, esta pareja pagaría más de $1,182 dólares menos en impuestos al año.  En otras palabras, si antes pagaban $1,582 dólares en impuestos, ahora pagaría solo $400.

Por otra parte, la reducción propuesta por el presidente a la tasa contributiva sobre las corporaciones, de 35 por ciento a 20 por ciento, también redundaría en una mejor calidad de vida para las familias latinas.  Se proyecta que aumentaría el salario promedio en un 2.8 por ciento y el ingreso promedio de un hogar en por lo menos $4,000 dólares al año.  Se estima, además, que crearía más de 600,000 empleos.

En 1981 el presidente Reagan luchó para que se aprobaran unos recortes contributivos que llevaron a un período prolongado de gran prosperidad.  Treintiún años después el presidente Trump está proponiendo una reforma similar que sin lugar a dudas tendría un impacto muy positivo en nuestra comunidad.

El autor es presidente del Latino Partnership for Conservative Principles.