Vendedores ambulantes exigen los dejen vender en aceras de la calle Alvarado

Se quejan de que la policía de la estación de Rampart les pone multas y los acosa para que se retiren
Vendedores ambulantes exigen los dejen vender en aceras de la calle Alvarado
11/15/17/LOS ANGELES/Street vendor Ofelia Ruiz (L) joined MacArthur Park sidewalk vendors during a protest outside the Los Angeles Police Rampart Station to denounce what they claim is displacement and citations. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Decenas de vendedores ambulantes que se instalan en las banquetas del parque MacArthur sobre la Calle Alvarado, entre las calles 6 y 7, llegaron a la estación Rampart del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) para protestar porque dicen que no los han dejado trabajar en el último mes.

“¡Por favor, déjenos trabajar! Hace un mes que no trabajamos. ¿Qué le vamos a dar a nuestros hijos en Navidad? Es triste como nos hostigan, nos persiguen y nos multan cuando lo único que queremos es trabajar. Tenemos familias que mantener”, reclamó Ofelia Ruiz, una vendedora por más de 20 años en el Parque MacArthur conocida entre los ambulantes como “La Tía”.

A partir de que se puso en marcha el programa piloto de vendedores ambulantes del Distrito 1 , la vigilancia policiaca ha aumentado para que solo se permita vender a los casi 70 comerciantes que cuentan con un permiso para ponerse con sus mesas afuera de la estación MacArthur Park del Metro.

Los vendedores ambulantes de la calle Alvarado entre las calles 6 y 7, frente al parque MacArthur llegaron a la estación de Policía Rampart para pedir que ya nos los multen y los dejen trabajar. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)

“No entendemos realmente qué está pasando. Los vendedores solo quieren llevar comida a sus familias”, dijo Carla de Paz, organizadora de la Corporación Comunitaria del Este de Los Ángeles (ELACC).

Afirmó que llegaron a la estación del LAPD en Rampart porque quieren una reunión con el capitán Jeff Nolte, ya que son sus agentes los que están multando a los vendedores ambulantes. Dijo que ninguna otra estación de policía de la ciudad mantiene tanto acoso contra ellos.

“Todo este hostigamiento se está dando en un área que ofrece pocas oportunidades. El promedio de ingresos por familia es de 30,000 dólares al año y donde el desempleo es de 12%”, expresó.

Rosa Miranda, organizadora de los vendedores ambulantes que quedaron fuera del proyecto piloto que concluirá a finales de febrero de 2018, dijo que ellos quieren ser parte de la solución, por lo que pidieron tener una cita con el capitán Nolte.

La organizadora de la campaña para legalizar las ventas ambulantes, Rosa Miranda le muestra al teniente Franco del LAPD en la estación Rampart una de las multas que dieron a unos de los vendedores. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)

“Estos vendedores ganan 25 dólares al día en promedio, y no van a tener dinero para pagar los permisos cuando los apruebe la ciudad porque cada vez les ponen más multas”, señaló Miranda.

Aunque este año el Concejo de la Ciudad legalizó y despenalizó las ventas ambulantes en las aceras, no hay aún en vigor un sistema de permisos para que puedan operar tranquilamente, por lo que las multas siguen vigentes.

“Vender en la calle ya no es un crimen en Los Ángeles. Las multas son solo administrativas”, precisó el teniente Franco (quien no dio su primer nombres) y que atendió a los manifestantes. “Pero cuestan dinero”, respondió uno de los vendedores.

Franco estableció que ellos solo hacen cumplir las leyes que están en los libros. “Y no las hacemos cumplir mucho. Solo les damos multas cuando una y otra vez se les ha dicho que se muevan de un lugar y no lo hacen. A veces nos llaman para quejarse de que hay 15 vendedores vendiendo frente a la tienda 99 y vendiendo cosas muy calientes que han herido a los peatones”, señaló.

 

Vendedores ambulantes que operan en la calle Alvarado entre las calles 6 y 7 frente al parque MacArthur protestaron afuera de la estación Rampart del Departamento de Policía de Los Ángeles porque no los dejan vender más y les ponen multas. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinión)

“Si yo fuera sus líderes, les dirían que vayan a ver sus concejales porque ellos son los que tienen la última palabra en este tema. A nosotros nos gusta que se organicen y tengan un permiso, pero nuestro trabajo es hacer cumplir las leyes. La orden que tenemos es no dejar que ningún vendedor se ponga sobre la Calle Alvarado entre las calles 6 y 7 ”, enfatizó.

Hizo hincapié en que ellos solo tratan de poner un balance entre vendedores ambulantes y peatones para que se pueda caminar por las aceras.

El concejal Gil Cedillo, impulsor del programa piloto de vendedores ambulantes afuera de la estación del Metro, dijo que el sistema para darles permisos está en proceso de elaboración en el Concejo.

Precisó que la meta es proporcionar a los vendedores ambulantes con una estructura organizada y segura para que puedan vender con dignidad y respeto.

“Quienes no fueron seleccionados a través del sistema de la lotería tendrán que vender en otro lado o ser multados por las autoridades”, indicó.

Desde que se estableció el programa piloto dijo que las banquetas se han despejado para el paso de peatones y personas con discapacidades.

El éxito de este programa determinará la viabilidad de replicarlo en otras plazas del Metro a través de la ciudad. Permanecemos comprometidos a legalizar las ventas ambulantes, pero también nos damos cuenta que la Calle Alvarado tiene limitaciones en su capacidad”, resaltó.