Funcionario del DHS renuncia al cargo tras comentarios contra afroamericanos y musulmanes

Polémicas declaraciones: Lo único que el islam le ha dado al mundo es ”petróleo y cadáveres en más de mil años”

Guía de Regalos

Funcionario del DHS renuncia al cargo tras comentarios contra afroamericanos y musulmanes
El reverendo Jamie Johnson, a cargo de una oficina del DHS para fomentar alianzas con las comunidades de fe, renunció a su cargo por su antigua retórica incendiaria contra afroamericanos y musulmanes.

WASHINGTON – Un funcionario de alto rango del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), a cargo de fomentar buenas relaciones con las comunidades de fe, renunció súbitamente a su puesto político tras la difusión de su retórica incendiaria contra musulmanes y afroamericanos.

Desde abril pasado, el reverendo Jamie Johnson estaba a cargo del “Centro para Alianzas con Comunidades de Fe y Vecindades” (CFBNP, en inglés), pero renunció repentinamente anoche, según reportó primero el diario “The Hill”.

Un portavoz del DHS, Tyler Q. Houlton, dijo en un escueto comunicado que los comentarios de Johnson de hace casi una década “no reflejan los valores del DHS y de la Administración” Trump.

Al parecer, Johnson presentó su renuncia tras revelaciones de comentarios altamente ofensivos que hizo en 2008 contra esas dos minorías, tomando en cuenta que, en sus propias palabras, la misión de su oficina, creada en 2006, es fomentar “el amor al prójimo”.

En 2008, durante un intercambio con radioescuchas en el programa conservador “The Right Balance”, Johnson intentaba explicar por qué, a su juicio, muchos afroamericanos son “anti-semitas”.

Johnson elogió el empuje económico de la comunidad judía y, a su vez, culpó a los afroamericanos de arruinar las ciudades principales de EEUU con su “haraganería, uso de drogas y promiscuidad sexual”, según informó la cadena por cable CNN.

Eterno aliado de los republicanos en Iowa, Johnson participó en otro programa de radio, “Mickelson in the Morning”, en el que dijo que el islam radical era sinónimo de “un islam fiel” y “obediente”.

Agregó que, a su juicio, lo único que el islam le ha dado al mundo es ”petróleo y cadáveres en más de mil años”.

Sus comentarios fueron particularmente hirientes para ambas comunidades, en unos momentos en que han crecido las tensiones raciales desde que el presidente Donald Trump asumió el poder en enero pasado.

Su veda actual contra inmigrantes de países de mayoría musulmana, disfrazada con razones de seguridad nacional, han sentado mal entre esa comunidad.

En declaraciones enviadas a CNN, Johnson ahora dice que ve las cosas “muy distintas” y que su trabajo en el DHS, en el que ha tenido que interactuar con líderes de todas las comunidades de fe, le cambió la vida.

También se comprometió a seguir trabajando con esas comunidades ecuménicas para fortalecer la seguridad nacional.