Pierde a su hijo, hoy busca protección de menores

Madre impulsa resolución para amparar a niños, cuyos padres esten en disputa por la custodia

Guía de Regalos

Pierde a su hijo, hoy busca protección de menores
Ana Estevez, madre del pequeño Piqui quien murió a manos de su padre, aboga por la resolución 72 en el congreso. (Jacqueline García)

Sin poder contener las lágrimas, Ana Estévez recordó ayer detalles específicos que, según dice, llevaron a la muerte de su hijo Aramazd Andressian Jr., de 5 años de edad. La madre también señaló que estos pudieron haber sido prevenidos.

“Soy afortunada en decir que nunca hubo abuso físico durante mi matrimonio pero en retrospección me doy cuenta que mi hijo y yo éramos víctimas de abuso emocional”, señaló durante el cierre de una campaña anual de concientización sobre violencia doméstica en Kaiser Permanente de Baldwin Park.

El pequeño, conocido por familiares y amigos como “Piqui” murió a manos de su padre, Aramazd Andressian Sr. el último 21 de abril. Su cuerpo fue recuperado dos meses después en un lago de Santa Bárbara.

El pequeño de 5 años Aramazd Andressian Jr.(d) y su padre Aramazd Andressian (i). / Foto: Aurelia Ventura. 

“Mi exesposo buscaba la forma de hacernos daño a mí y a mi hijo”, dijo Estévez quien se divorció tras ocho años de matrimonio.

“En noviembre de 2016 fue cuando mi hijo me dijo que su papá le aplastaba sus mejillas fuertemente y le gritaba en su cara que era un niño malo”, recordó Estévez.

Comentó que ni tribunales, ni trabajadores sociales, ni agencias del orden prestaron atención a las señales de violencia que, asegura, sufría su hijo cuando visitaba a su padre.

“Cuando lo reporté a la policía, un trabajador social entrevistó a mi hijo pero ni los reportes fueron suficientes para cambiar la custodia. Los trabajadores sociales dijeron que hablarían con su papá”, recordó entre sollozos Estévez.

“El juez negó mi petición para una orden de alejamiento y mi petición de custodia total”.

Ana Estevez (izq), madre del pequeño Piqui quien murió a manos de su padre, aboga por la resolución 72 en el congreso. (Jacqueline García)

En pie de lucha

No obstante, la muerte de su hijo en lugar de derrumbar a Estévez le dio fuerzas para luchar por el bienestar de otros niños.

Por ello, hoy pide la aprobación de la resolución 72 en el Congreso estatal. Esta intenta proteger a niños que se encuentran en medio de casos de divorcio o de custodia.

En Estados Unidos se dieron, al menos, 602 niños muertos desde 2008 por un padre involucrado en un divorcio, separación, custodia, visitas o situación de manutención, según reportó el Center for Judicial Excellence.

“Piqui es víctima de injusticia y negligencia de los tribunales ya que yo traté varias veces de proteger a mi hijo en la corte”, dijo Estévez. “De los 602 asesinatos mi hijo fue el número 592”.

La resolución 72 no intenta ser una resolución bipartidista pero una protección para los niños en momentos de vulnerabilidad, dijeron partidarios.

La congresista Judy Chu agradeció a todos los grupos que participaron en la donación de articulos para los sobrevivientes de violencia. (Jacqueline García)

 

Sin embargo, en California hasta el momento solo ocho de los 53 representantes se han comprometido a apoyar esta resolución. Las congresistas Judy Chu (CA-27) y Grace Napolitano (CA-32) son parte de este grupo.

La congresista Chu dijo que probablemente el resto no lo ha hecho porque necesitan revisarla. “Una vez que la lean no me queda duda que ellos la apoyarán”.

Sin miedo a denunciar

Representantes del Club de Mujeres de El Monte dijeron que las personas no deben temer a pedir ayuda si se sienten victimizadas por familiares.

“Muchas personas piensan que es así y se aguantan, les da pena hablar de sus situaciones, pero una casa sana es una casa sin golpes ni abuso”, dijo Jackie Morales, copresidenta del Club de Mujeres de El Monte.

Su grupo fue el ganador de la colecta de artículos escolares y de higiene, de 26 grupos participantes que duró un mes y contó con el apoyo de Kaiser Permanente y las congresistas Chu y Napolitano.

La campaña, ahora en su decimocuarto año, coincidió con el Mes de Concientización sobre la Violencia Doméstica. Las cerca de 420 bolsas con productos serán distribuidos a los sobrevivientes en refugios en el Valle de San Gabriel.