Activistas buscan control de renta en Inglewood, Long Beach y Pasadena

Tratan de llevar esto a la boleta para tratar de retener el creciente aumento de la vivienda en el condado de Los Ángeles
Activistas buscan control de renta en Inglewood, Long Beach y Pasadena
Panfila Rodríguez (izq.) e Ymelda Alvarez se unieron a unas 300 personas que protestaron en contra del aburguesamiento en Los Ángeles. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Rentar un apartamento en el condado de Los Ángeles se ha convertido en un lujo que pocos pueden pagar. Es por eso que activistas a favor de inquilinos están impulsando medidas de control de renta en Inglewood, Long Beach y Pasadena para que sean los electores los que decidan sobre el tema.

La ciudad de Los Ángeles tiene, desde hace varios años, medidas del control de renta, lo que significa que los propietarios de edificios de apartamentos están limitados sobre cuánto pueden aumentar anualmente a sus alquileres.
Estas campañas llegan en medio de una crisis de vivienda que tiene a California entre los primeros lugares en cuanto a costo de apartamentos en todo el país

El alquiler promedio de apartamentos en el condado de Los Ángeles alcanzó los $1,778 dólares al mes – $85 dólares más que el año pasado, según la firma de datos comerciales Reis, Inc.

En el condado de Orange, el alquiler promedio es de $1,806 dólares al mes, $49 dólares por encima de lo que pagaban los inquilinos hace un año. Y en el Inland Empire, la gente está pagando $1,278 dólares al mes, detalló el estudio de Reis, Inc.

Los expertos dicen que esto se debe a la alta demanda y una oferta limitada de apartamentos disponibles para alquilar en la zona.

 

Personas participant en una protesta contra el propietario de un edificio de apartamentos a quien acusan de desalojos injustificados. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

Los activistas de Inglewood ya presentaron una petición formal para ser incluidos en la boleta electoral de 2018.

Por otro lado, la organización Pasadena Tenants Union sometió una notificación a la ciudad indicando que planean hacer algo similar.

Los activistas dicen que los inquilinos enfrentan aumentos de renta de hasta $200 dólares y que estas medidas son necesarias para prevenir desalojos.

Una petición similar se presentó en Glendale hace un mes, pero debido a errores en la documentación, deberán iniciar el proceso de nuevo.

 

Una tercera parte de los arrendatarios en California gastan más de la mitad de sus ingresos mensuales en vivienda.

Por su parte, el grupo Housing Long Beach presentó su petición la semana pasada, pero fue rechazada debido a que no tenía la información requerida. Los activistas dicen que intentarán hacerlo de nuevo este mes.

“El sesenta por ciento de los residentes de Long Beach actualmente renta sus casas, y merecen estabalidad”, dijo Josh Butler, director ejecutivo de Housing Long Beach. “Las protecciones al desalojo y el control de renta es algo que han tardado mucho tiempo y ya es tiempo de tomar acción”.

Todas estas medidas llegarían a la boleta electoral de noviembre de 2018, cuando los californianos también decidirán quién será su nuevo gobernador.

Estos esfuerzos seguramente tendrán la oposición de la Asociación de Apartamentos de California, que ha luchado contra medidas similares en el norte de California. Ellos argumentan que el control de renta desanima la construcción de nuevas unidades y causa que se pospongan proyectos de mantenimiento en los apartamentos existentes ya que no tienen fondos para llevarlos a cabo.