Urgen a Trump extender por 18 meses TPS para haitianos

El DHS debe anunciar, a más tardar el próximo jueves, su decisión sobre el futuro del "TPS" para los haitianos.
Urgen a Trump extender por 18 meses TPS para haitianos
Haitianos abogan por la extensión de su TPS, que fue cancelado por el gobierno, con retraso de 18 meses. (Foto: getty)
Foto: Joe Raedle/Getty Image

WASHINGTON – Expertos cívicos y religiosos urgieron este lunes al presidente Donald Trump a que, como gesto de buena fe por el “Día de Acción de Gracias”, extienda por 18 meses el “Estatus de Protección Temporal”  (TPS) para unos 50,000 haitianos, argumentando que Haití no está listo para recibir a quienes puedan ser deportados.

En vísperas del feriado del “Día de Acción de Gracias” el próximo jueves, fecha tope en la que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) debe anunciar si da o no otra prórroga del TPS para los haitianos, los activistas advirtieron ante el Senado que cancelar ese beneficio sería desastroso para el país caribeño.

El TPS es un alivio migratorio aprobado por el Congreso en 1990 para inmigrantes indocumentados que no pueden regresar a sus países por conflictos civiles, desastres naturales, u otras circunstancias extraordinarias.

En el caso de los haitianos, el entonces secretario de Seguridad Nacional y ahora jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, anunció el pasado 24 de mayo una prórroga de 6 meses mientras evaluaba la situación en Haití, aunque también sugirió que el TPS es, por definición, “temporal”,  y que los haitianos debían prepararse para su eventual salida.

Se prevé que a más tardar el próximo jueves, su sucesora, Elaine Duke, se pronuncie sobre si extenderá el TPS a los haitianos más allá del vencimiento de sus permisos el próximo 22 de enero.

La comunidad inmigrante teme que, si se cancela el TPS para los haitianos, la misma suerte podrían correr centenares de miles de inmigrantes acogidos al programa, incluyendo 57,000 hondureños y 195,000 salvadoreños. El DHS anunció recientemente la cancelación, para enero de 2009, del “TPS” para unos 2,550 nicaragüenses.

Se acerca la “hora cero”

Al acercarse el momento definitorio, varios expertos participaron hoy en una sesión informativa a puerta cerrada con asesores de alto rango de líderes del Senado, que fue organizada por el “Centro para el Progreso Estadounidense” (CAP) y el grupo haitiano de Miami, “Fanm Ayisyen Nan Miyami Inc”.

Desde que Haití fue incluido en 2010 entre los países beneficiados por el TPS, ese país no sólo ha sufrido las secuelas del terremoto sino también epidemias como el cólera, escasez de empleos, y más desastres naturales, como el huracán “Matthew” en 2016 y los ciclones “Irma” y María” este año.

Por ello,  los activistas dijeron a este diario que la extensión del “TPS” es una apuesta en la que “todos ganan”: los haitianos reciben un alivio clave para su supervivencia en EEUU, y la economía nacional también se lucra por el fruto de su trabajo y el pago de impuestos.

“Cuando (Kelly) dio la extensión de 6 meses lo hizo por las condiciones que vio en ese momento, pero ahora Haití ha sido golpeado por dos huracanes que han agravado los problemas de salud pública –ha habido un aumento de la difteria-, la inseguridad alimentaria, y la crisis de vivienda”, explicó Tom Jawetz, analista del CAP.

“No hay duda de que las cosas han empeorado sobre el terreno. No hay manera de que alguien vea la situación y diga honestamente que los haitianos ya no necesitan el TPS”, enfatizó Jawetz, al agregar que el Congreso también debe aportar una solución permanente.

Por su parte, Ashley Feasley, directora de políticas públicas de la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU (USCCB, en inglés), presentó una copia de un informe elaborado por una delegación de la entidad que visitó Haití a principios de septiembre pasado.

Ese informe determinó que, pese al progreso en Haití, la recuperación “está lejos de concluir” -55,000 personas siguen apiñadas en campamentos temporales- y persisten las condiciones que permitieron la concesión del “TPS”, encima de la extrema pobreza y los brotes de cólera.

“A los obispos católicos les preocupa mucho el bienestar de los haitianos amparados al TPS, porque el país no está listo para su repatriación. El informe recomienda la extensión de 18 meses por razones humanitarias, de seguridad regional y de protección comunitaria y, a largo plazo, una solución permanente por parte del Congreso”, precisó Feasley.

Mensaje de una niña a Trump

Aprovechando una semana de vacaciones de su colegio en West Palm Beach (Florida) por el “Día de Acción de Gracias”, Lagranda Jeune, de siete años de edad, acompañó a su madre, Dieuyolnick Jeune-Cadet a la reunión en el Congreso.

A su corta edad, ya sabe que deportar a su mamá sería destinarla a un país cargado de miserias, y por ello pidió a Trump que extienda el “TPS”.

“Mi mensaje es para ayudar al presidente Trump a que entienda que sería terrible si alguien es deportado de América, porque ahora viven aquí y otros lugares están horribles. En Haití, no tienen comida, es difícil conseguir dinero para la comida, y no tienen agua limpia…mucha gente se está muriendo en ese país”, dijo la pequeña.

A su lado, su madre, explicó que el “TPS” ha sido una “tabla de salvación” y una eventual deportación “sería desgarradora”.

La haitiana Dieuyolnick Jeune-Cadet, madre de cinco hijos, urgió ante el Senado la extensión del TPS y una solución legislativa permanente. Foto: María Peña/Impremedida

“Regresar a Haití sería regresar a la nada, porque pedimos nuestros hogares. Vivimos aquí con seguridad, sabemos que podemos trabajar y cuidar a  nuestros hijos y familias, regresar sería un desastre, y quiero que sepan lo difícil que sería para más de 50,000 haitianos; no podemos regresar”, dijo Jeune-Cadet, madre de cinco hijos.

Varios escenarios posibles

En el peor de los casos, el DHS podría eliminar el “TPS”, por lo que los haitianos perderían su protección 60 días después del próximo jueves; dar una prórroga 6 ó 12 meses o, como ha sido la política hasta antes de la Administración Trump, extenderlo por otros 18 meses.

En todo caso, el estatuto del TPS no define cuánto debe durar el aspecto “temporal” del programa, precisamente porque se evalúan las situaciones sobre el terreno.

Al igual que la mayoría de los demócratas, el senador republicano por Florida, Marco Rubio, también ha abogado por una prórroga de 18 meses, por considerar que los desastres naturales han entorpecido la capacidad de respuesta del gobierno de Puerto Príncipe.

Rubio señaló en un editorial del diario “The Miami Herald” que los “tepesianos” haitianos han sido clave para la reconstrucción de su país, con envío de remesas que conforman casi el 25% de su Producto Interno Bruto (PIB), y que en 2016 totalizaron $2,400 millones.

Pero también el sur de la Florida se ha beneficiado del talento, destrezas y demás contribuciones de los haitianos al tejido cultural, social y político de la zona, dijo Rubio.

Loading the player...