7 cosas que debes tomar en cuenta al comprar una faja

Conoce a qué detalles debes prestar atención al comprar una de estas piezas cuyo fin es ayudar a estilizar tu silueta

Guía de Regalos

7 cosas que debes tomar en cuenta al comprar una faja
Nunca te compres una faja sin habértela probado antes.
Foto: Shutterstock

La faja de compresión te brinda manera fácil, efectiva y rápida de moldear tu figura no importa tu talla.

Pero cuidado, pues para que la faja cumpla su función de hacerte ver más estilizada y que la ropa se amolde mejor a tu silueta, es necesario que escojas la pieza adecuada.

Por eso, al momento de comprarla debes tener en cuenta los siguientes consejos.

1. Sé realista. La faja es un recurso valioso para hacer que la ropa luzca mejor, pero no te hará perder peso. Para rebajar es necesario que sigas una dieta saludable y una rutina de ejercicios adecuada para tu condición física.

2. Pruébatela. Nunca te compres una faja sin habértela probado antes, recomienda Nanette Rodríguez, propietaria de Blossom: A Lingerie, Loungewear & Sleepwear Boutique Galería. Por lo general, estas piezas vienen en distintos niveles de compresión y siempre hay que tener en consideración lo que estás dispuesta a tolerar, pues las fajas siempre van a estar ceñidas al cuerpo y ejercerán presión.

3. Que sea “invisible”. Las fajas ideales son aquellas que no se marcan debajo de la ropa y que, aun así, te hacen sentir cómoda sin querer quitártelas. La experta destaca que la faja no se debe enrollar cuando te bajas o te sientas.

4. Que te quede cómoda. La compresión de la faja depende de la marca y a la vez la comodidad que busques.

“La tecnología en la faja se está moviendo a estilos que se sienten suaves, cómodos y a la vez hacen su trabajo de recoger. Como es una pieza de compresión debe quedar ajustada, pero eso también tiene que ser a gusto de la persona”, añadió Rodríguez.

5. Una faja para cada problema. Las fajitas deben de comprarse en el tamaño correcto y tomando en cuenta tu cuerpo. Si tu problema es la barriga no debes usar fajas a la cintura, sino hasta debajo del sostén o tipo ‘bodysuits’.

Si deseas estilizar las caderas solamente, no necesitas estar apretadas hasta debajo del sostén.  Para pantalones, ‘jumpsuits’, ‘skinny jeans’, palazos y pantalones blancos, la experta aconsejó usar la faja de corte capri para que no se vea la marca a mitad de muslo.

6. Ojo con la higiene. Se recomienda que las fajas se coloquen sobre la piel limpia y sin cremas y se laven constantemente para eliminar las impurezas.

7. Opciones post operatorias. Toma en cuenta que también existen en el mercado las fajas elásticas que ayudan a moldear la figura, también existen las postquirúrgicas que ayudan en el proceso de desinflamación y evitan la aparición de queloides (cicatriz hipertrófica), a pacientes que se someten a algunos tipos de cirugía estética en diversas partes del cuerpo.