Fuertes y misteriosas explosiones en distintas partes del mundo intrigan a la comunidad científica

En Estados Unidos y en otros sitios se ha producido un fenómeno que en redes sociales ha sido bautizado como "Bama Boom". ¿Aviones supersónicos, meteoritos o ensayos militares serán los causantes de estos estallidos?

Guía de Regalos

Fuertes y misteriosas explosiones en distintas partes del mundo intrigan a la comunidad científica
Se ha descartado que se traten de efectos secundarios de algún sismo.
Foto: Christian Miranda / Getty Images

En días recientes, Daily Mail publicó un artículo en donde se destapa un extraño hecho que tiene preocupados y ocupados a científicos de todo el mundo, pues en lo que va de 2017, se han registrado cerca de 64 potentes estallidos, sin razón aparente, en diferentes partes del mundo.

Algunos de estos hechos ocurrieron en Estados Unidos, Reino Unido Australia y Nueva Zelanda. El más reciente se registró el pasado 14 de noviembre en el estado de Alabama, en donde varios habitantes publicaron en redes sociales cómo una explosión, denominada “Bama Boom”, sacudió sus hogares.

Bill Cooke, portavoz de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides de la NASA, explicó que esta última explosión pudo haber sido causada por un avión supersónico, un estallido en la Tierra o por la explosión de algún meteorito en la atmósfera, mientras que el Servicio Geológico de EEUU (USGS por sus siglas en inglés) descartó que fuera producto de algún sismo o terremoto.

En la revista “Mechanics”, algunos especialistas en el tema coinciden en que estas explosiones efectivamente son producto de vuelos militares realizados con aviones supersónicos que no se anuncian, aunque hasta ahora, la Fuerza Aérea de los EEUU no se ha pronunciado respecto a este hecho.

Otros aseguran que se trata del sonido que hacen los meteoritos provenientes de la lluvia anual de estrellas Leónidas o bien, que se tratan de explosiones relacionadas con algún tipo de entrenamiento militar; sin embargo, hay quienes descartan ambas teorías, pues los astrónomos aseguran que estos meteoritos son demasiado pequeños para generar semejante estruendo.

Quienes han sido testigos de estas misteriosas explosiones las describen como  si se tratara de “una ráfaga de escopeta o fuegos artificiales”.