Concejales buscan poner freno a pornografía en bibliotecas públicas de L.A.

Abundan las quejas ya que algunos mira páginas con contenido pornográfico explícito en las computadoras en frente de otros

Guía de Regalos

Concejales buscan poner freno a pornografía en bibliotecas públicas de L.A.
En lo que va del año se han recibido varias quejas. / Foto: Archivo

Reportes recientes pusieron al descubierto lo que ya era conocido por muchos, que en las bibliotecas públicas de la ciudad de Los Ángeles, hay usuarios que consumen drogas al tiempo que se dedica a mirar pornografía en las computadoras.

Incluso también hay quejas de que se practican actos sexuales públicamente al interior de las bibliotecas públicas.

Esta problemática no solo indignó a los concejales Nury Martínez y David Ryu sino que los animó a presentar dos mociones para hacer el acceso más seguro a todos los visitantes.

“Es totalmente inaceptable. Nuestras familias se merecen algo mejor”, sostuvo el concejal Ryu.

Una de las mociones obliga a que las bibliotecas públicas en conjunto con el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) reporten todos los incidentes de seguridad observados  en 2017, y que recomienden como mejorar.

La segunda moción plantea poner en marcha filtros en las computadoras y redes de conexión inalámbrica en las 73 bibliotecas de la ciudad para prevenir el acceso a la pornografía en línea.

“Las bibliotecas son lugares de aprendizaje para que las comunidades se conecten, los individuos se empoderen así mismos con información, y para que los niños crezcan y exploren”, dijo el concejal Ryu.

“No son un lugar para un comportamiento indecente. La moción que presentamos lo deja muy claro”, señaló.

La concejal Nury Martínez hizo ver que las bibliotecas están en crisis. “El uso de drogas y actos indecentes enfrente del personal, padres y niños va en aumento”, expuso.

Destacó que como ciudad, necesitan reforzar y poner un alto a este problema, y dar a las bibliotecas el financiamiento y los recursos que necesitan desesperadamente para hacerlas seguras. “Las dos mociones presentadas en conjunto están destinada a que eso pase”, indicó

En 2011, el Concejo de la Ciudad de Los Ángeles aprobó una moción que ordenó al procurador, preparar un reporte con opciones para atender el problema del acceso en línea de pornografía en las bibliotecas de la ciudad. Esto ocurrió después de que trascendió que un individuo presuntamente tuvo acceso a pornografía en la biblioteca de Chinatown.

Como resultado, en algunas bibliotecas instalaron pantallas privadas para que solo el usuario que está en la computadora pueda ver lo que está en su pantalla. Además reubicaron algunas computadoras hacia áreas de las bibliotecas más privadas.

De acuerdo a los concejales, esas medidas fueron inadecuadas.

“Es escandaloso que nuestras bibliotecas permitan a la gente mirar pornografia en computadoras públicas. No es correcto. Se supone que son para aprender no para la indecencia. Ningún padre debería jamás tener que preocuparse de que sus niños sean expuestos a imágenes y vídeos sexuales explícitos”, opinó la concejal Martínez.

Hizo ver que así como en ninguna de las bibliotecas de la ciudad disponen de materiales pornográficos en los libreros, las computadoras no deberían ser diferentes.

Dudo que los angelinos consideren que los contribuyentes deben gastar en proveer acceso a la pornografía en las computadoras públicas”, comentó el concejal Ryu.

El LAPD tiene un contrato por 5.4 millones de dólares para proporcionar seguridad en todas las bibliotecas de la ciudad así como en la biblioteca central.

Algunas ciudades como Nueva York han decidido no hacer nada para detener que sus usuarios miren pornografía ya que dicen que están protegidos por la Primera Enmienda.