Policías Federales se enfrentan a centroamericanos… ¡en partido de futbol!

Una buena iniciativa para cambiar la imagen

MEXICO.- Los policías federales entraron al albergue Casa Hogar del  Migrantes en San Luis Potosí dando zancadas, botas lustradas, trajes azules bien puestos con el logo inconfundible de la Policía Federal y atragantaron a algunos migrantes.

Acostumbrados a persecuciones, desdenes, retorsiones, maltratos de hombres uniformados y sin saber bien a bien de qué corporación vienen las agresiones por ser indocumentados, los centroamericanos sienten el mismo miedo a los federales o estatales; municipales o agentes migratorios y ahora, ¡estaban ahí, saber para qué!

Algunos se escondieron en los dormitorios, otros tomaron aliento, pero los más permanecieron apostados en sus sitios, confiados en que los albergues para inmigrantes son territorios respetados en las redadas antiinmigrantes, hasta que el hondureño Stiven Alexander Alvarado aclaró la razón de tan peculiar incursión.

“Vamos a ponernos las botas con punta para caerles a patadas’’, dijo entre risas, entre broma y broma sobre el partido de futbol previamente pactado con la coordinación de la casa hogar representada por Geraldin Estrada.

Policías Federales y centroamericanos indocumentados se enfrentaron en partido de futbol en San Luis Potosí.
Policías Federales y centroamericanos indocumentados se enfrentaron en partido de futbol en San Luis Potosí.

Estrada permitió el ingreso de los policías federales por iniciativa de éstos. “Quieren dar una mejor imagen, una más amable sobre su papel en San Luis Potosí -los encargados de los operativos migratorios son los agentes del Instituto Nacional de Migración, no ellos- y a nosotros nos pareció que era sano y divertido para los centroamericanos’’.

Así que el fin de semana se abrieron por primera vez las puertas de la Casa Hogar del Migrante y ahí estuvieron los federales con sus balones, medallas,  premios, ropa de deportiva para todos, incluyendo la de los indocumentados -short negro, playera gris- , su juventud lista para ponerse a prueba y hasta su porra de mujeres policías.

En el lado contrario, no faltaban las chicas centroamericanas que también estaban de paso (el en albergue sólo pueden permanecer entre 24 y 72 horas) para apoyar a los suyos. “Es increíble, ¿viste que trajeron los balones?, cuchicheaban entre ellas. “Recio, macizo, les vamos a ganar’’.

El partido fue largo y agotador. Terminó a las 14:45 con victoria para los centroamericanos incluyendo al mejor goleador y arquero, los hondureños Stiven Alexander Alvarado y Elder Ayala, quienes se llevaron al camino un trofeo color plata, ya para  tren de carga, al río, al desierto, a la aventura de intentar cruzar hacia Estados Unidos.

El equipo hondureño recibió el premio como ganador del partido.
El equipo hondureño recibió el premio como ganador del partido.

“Nunca vamos a olvidar que le ganamos a la Policía Federal mexicana en su propia cancha’’, dijo un indocumentado a los encargados del albergue poco antes de ir a comer en la mesa que se colocó en honor de la “buena convivencia’’.