Pareja gay que adopta hermanitos latinos promueven la adopción de menores

Quieren hacer una diferencia en las vidas de sus hijos que adoptaron durante el Mes Nacional de la Adopción
Pareja gay que adopta hermanitos latinos promueven la adopción de menores
Brian Palmer (d) y Justin Daley (i) junto a sus hijos adoptivos, Jacob de 8 años e Ethan, 6. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Desde que Brian Palmer y Justin Daley conocieron por fotografía a Jacob y Ethan, dos niños latinos de seis y cuatro años de edad, supieron que ellos eran los hijos que andaban buscando para ser parte de su familia.

Cuando pudieron conocerlos en persona, de inmediato surgió la química y se pusieron a jugar con ellos.

En noviembre de 2015, la pareja se convirtió en padres de crianza de los menores pero fue hasta el viernes 17 de noviembre cuando pudieron adoptar legalmente a Jacob y Ethan Palmer Daley.

Brian Palmer y Justin Daley nacieron en el norte de California. Brian es latino, sus abuelos son mexicanos; Justin es anglosajón. Ambos se conocieron en 2006 y se casaron en 2008 cuando California comenzó a expedir licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo como resultado del fallo de la Suprema Corte que encontró que prohibirles el casamiento violaba la Constitución del estado.

Brian Palmer y Justin Daley juegan con sus hijos Jacob de 8 años y Ethan de 6 en un parque de Long Beach. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

“Después de casarnos sentimos la necesidad de formar una familia”, dice Justin Daley.  “Exploramos la posibilidad de la adopción o de tener nuestros propios hijos a través de una madre subrogada (madre por alquiler)”, cuenta.

Al final decidieron que lo mejor era la adopción. “Solo que a través del Departamento de Niños y Familias de Los Ángeles teníamos primero que ser padres de crianza”, explica.

Fueron muchos los pasos que tuvieron que dar antes de adoptar a los hermanitos. “Nosotros hicimos la adopción directamente a través del Departamento de Niños y Familias del condado de Los Ángeles. Ellos nos apoyaron mucho. La experiencia fue muy positiva. No hubo ninguna traba por ser una pareja gay. Nos trataron con justicia y mucho respeto”, precisa.

Después de dos años de tener a Jacob y Ethan en sus vidas, la experiencia de ser padres adoptivos es muy gratificante, coinciden ambos.

“Para nosotros no hay mayor dicha que ver la sonrisa de Jacob y Ethan como cuando conocieron por primera vez el mar. Parece que los estamos consintiendo mucho pero también andamos en busca de un balance”, dice Brian Palmer.

En el Mes Nacional de la Adopción, Brian Palmer y Justin Daley adoptaron legalmente como sus hijos a Jacob y Ethan (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Aún recuerdan cuando los hermanitos llegaron a vivir con ellos. “Tenían mucha ansiedad pero  la adaptación fue muy rápida porque ellos deseaban un hogar donde sentirse amados y confortados”, considera.

Sus propias familias han recibido muy bien a Ethan y Jacob.

“Algunos de nuestros familiares nos acompañaron el día de la adopción oficial. Después nos fuimos a celebrar a Disneylandia. Ese día, marcó un antes y un después en nuestras vidas ”, afirma Justin Daley.

Ethan va al kinder y Jacob asiste al segundo grado de la escuela elemental. “Estamos muy contentos porque vemos el progreso que llevan en la escuela. Van muy bien. Se siente muy bien ser padres”, agrega.

Los Palmer Daily quieren darle una hermanita a Jacob y Ethan. “Nos gustaría mucho adoptar una niña. Ya tuvimos una bebé que estuvo cinco meses con nosotros pero regresó con sus padres biológicos”, comenta Brian Palmer.

El matrimonio de Brian Palmer y Justin Daley son los orgullosos padres de Jacob de 8 años y Ethan de seis años. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

La pareja recién compró una casa en la ciudad de San Jacinto en el condado de Riverside. “Cuando iniciamos el proceso vivíamos en Azusa  en el condado de Los Ángeles pero como los precios de las casas son más accesible en Riverside, decidimos mudarnos”, comenta Brian.

Como cualquier padre, los Palmer Daley tienen muchos planes para sus hijos. “Queremos que se eduquen lo mejor posible y vayan a la universidad”, coinciden. Pero también quieren que sus hijos conozcan el mundo.  “El mes que entra nos vamos de vacaciones a Europa”, comentan entusiasmados.

Justin Daley trabaja en la industria de los lentes y Brian Palmer, un ex miembro del sheriff ha regresado a la universidad y estudia microbiología con la meta de llegar a ser un médico general.

Ambos se han convertido en promotores de la adopción de niños.

Brian Palmer y Justin Daley tienen muchos planes para sus hijos Jacob de 8 años y Ethan de 6. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

“Los invitamos a que consideren la adopción sobre todo a niños mayores de cinco años o adolescentes. La mayoría quieren adoptar recién nacidos pero todos los menores sin importar la edad presenten desafíos en la crianza”, indica Justin Daley.

Hicieron énfasis en que los niños solo necesitan un hogar donde les brinden amor, compasión y estabilidad. “La recompensa de ser padre adoptivo es muy grande. Que te digan diez veces al día ‘daddy’ te amo, no tiene precio”, dice.

Ethan y Jacob llaman daddy a Justin, el padre anglosajón; y a Bryan, el padre latino, papi.

“Cuando hicimos la solicitud para iniciar el proceso de ser padres de crianza como paso previo a la adopción, nos dieron la opción de escoger la raza. Nosotros escogimos que queríamos adoptar niños blancos o latinos porque queríamos que se parecieran y se identificaran con nosotros”, explica Daley. Sin esperarlo, llegaron a sus vidas dos menores latinos.

Brian Palmer dice que él siempre les platica a Jacob y Ethan que “ellos siempre fueron sus hijos, solo que les tomó tiempo encontrarlos”.

Brian Palmer y Justin Daley dicen que no hay mayor satisfacción que ver las sonrisas de sus hijos Jacob de 8 años y Ethan de 6. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Necesidad de padres

Juana Aguilera, portavoz del Departamento de Niños y Familias de Los Ángeles precisa que hay aproximadamente 400 menores que necesitan ser adoptados en el condado. Una familia que quiere adoptar menores puede ir a FosterLAKids.Org, o llamar al (888) 811-1121, o bien escribir a: fosterLAKids@DCFS.LACounty.gov para pedir información sobre el proceso de adopción permanente.

Rich Valenza, presidente de la agencia de padres de crianza y adopción RaiseAChild, dijo que desde que se fundaron hace seis años, han ayudado a alrededor de 300 parejas LGBT a formar una familia en el condado de Los Ángeles.

Valenza recalca que en el condado de Los Ángeles hay una gran necesidad de encontrar familias para los niños.

“Hay muchos malos entendidos. Mucha gente piensa que por ser soltero no puedes adoptar o ser padre de crianza”, indica.

Precisa que además piensan que para adoptar necesitas ser rico. “Estos niños vienen con mucha ayuda del gobierno. Hasta los 18 años tienen seguro de salud y colegiatura sgratis”, aclara.

Por estas razones, hace un llamado en especial para la adopción de niños que se identifican como parte de la comunidad LGBT porque si no lo hacen, estos menores terminan viviendo en la calle. “Un 40% de los menores LGBT son desamparados”, menciona.

Para más información sobre como ser padre de crianza o adoptivo a través de RaiseAChild, puedes llamar al 323-417-1440.