Nueva estrategia para impulsar el “Dream Act” pasa por estados conservadores

La historia de un joven mormón representa el rostro de los jóvenes DACA con el que pueden identificarse los votantes republicanos que simpatizan con la idea de legalizar a estos inmigrantes.

Votantes conservadores en cinco estados del país están a punto de conocer a Bernardo Castro, un joven  mormón de origen mexicano que es, bajo todo punto de vista, un inmigrante modelo: trabaja a tiempo completo, estudia a medio tiempo y considera que vivir en Estados Unidos es “todo un privilegio”.

Bernardo es el protagonista de un video que será distribuido digitalmente en cinto estados del país con el objetivo de llegar específicamente a votantes conservadores en Indiana (el estado del vice presidente Mike Pence), Ohio, Carolina del Sur, Tennesee y Wisconsin, estados todos que votaron por Donald Trump para primer mandatario.

El aviso también se verá en la capital, Distrito de Columbia, sede del gobierno federal y del Congreso, que tiene frente a sí varias propuestas legislativas para legalizar a los “Dreamers”, o jóvenes que llegaron a este país de mano de sus padres cuando eran menores de edad, sin estatus legal o que lo perdieron con el tiempo.

La idea del aviso, según Cathleen Farrell, portavoz de la organización que lo creó (National Immigration Forum) es “educar e informar” a la colectividad de esos estados y que vean el rostro humano de estos jóvenes DACA, en este caso Bernardo, un joven que sólo conoce este país y que ni siquiera recuerda a México”.

Sin embargo, no se trata de convertir a los que se oponen a los inmigrantes,  agregó la portavoz.

“Encuesta tras encuesta nos dice que más de las dos terceras partes de los estadounidenses favorecen una reforma a las leyes de inmigración y que muchos ven especialmente con buenos ojos a este grupo de jóvenes”, dijo Farrell. “Incluso entre los votantes de Trump, más del 60% ha dicho en encuestas que está de acuerdo en permitir que los “dreamers” permanezcan en este país”.

Si bien la diferencia está en los detalles -hay menos apoyo para un camino a la ciudadanía entre los conservadores, la idea de este tipo de mensaje es buscar el apoyo de ese público que es parte de la base votante del presidente y de las mayorías republicanas en ambas cámaras del Congreso.

“Con esto comunicamos que estos votantes ya conocen a Bernardo”, dijo Farrell. “Es un joven que refleja sus mismos valores, es un miembro de sus comunidades, trabaja en Verizon, es casado y tiene una historia muy fuerte en este país”.

Aquí puede verse el video sobre Bernardo.

Bernardo’s Story from National Immigration Forum on Vimeo.

El mismo día en que el Forum publicó el  video de Bernardo, un grupo de líderes conservadores envió una carta al presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan, el líder del senado Mitch McConnell y miembros del Congreso, pidiendo que aprueben una ley que proteja a los “dreamers”.

En la carta, estos líderes del mundo empresarial, religioso y universitario, elogian a Trump por “su respeto a la constitución” al rechazar el programa DACA que consideraban un “error constitucional”, pero establecen que el país necesita buscar una solución legislativa para este grupo de inmigrantes.

“Sabemos que estos jóvenes que revelaron su identidad de buena fe no son una amenaza para Estados Unidos”, reza la carta. “A través de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), ya se han sometido a exámenes que detectan actividades delictivas y posibles amenazas a la seguridad nacional. En lugar de deportar a estos jóvenes, debemos aprovechar esta oportunidad para enfocarnos en soluciones reales para nuestro sistema de inmigración quebrado, que aborden la seguridad y la protección”.

Este miércoles, grupos evangélicos llamarán de nuevo al Congreso a considerar una solución para los “Dreamers”, que muchos activistas y expertos creen que tendría que darse antes del fin de este año junto con una resolución presupuestaria que también aumentará fondos para seguridad fronteriza.

De no incluirse el “Dream Act” en esta resolución, algunos demócratas están amenazando con no votar por el presupuesto e incluso llevar al cierre del gobierno al no extender el plan de gastos, pero el liderazgo ha dicho que “hay tiempo” hasta marzo.