Trump enfrenta demanda de funcionaria de protección financiera al consumidor

Acusan que Mick Mulvaney sólo busca proteger a los "depredadores financieros"
Trump enfrenta demanda de funcionaria de protección financiera al consumidor
El presidente Trump enfrenta polémica por
Foto: Chip Somodevilla/Getty Images

Un nuevo pleito legal deberá enfrentar el gobierno del presidente Donald Trump, debido a que Leandra English, nombrada como directora interina del Buró de Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés), presentó una demanda para evitar que nombre a Mick Mulvaney como titular de ese organismo.

El viernes pasado, Richard Cordray renunció al cargo, pero antes de hacerlo nombró a English como directora interina, y como reacción, el presidente Trumpo nombró Mulvaney, quien se desempeña en la Casa Blanca como director de Prespuesto.

La decisión de English marcó un giro en la agencia, que se creó después de la crisis financiera para proteger a los consumidores y vigilar a Wall Street.

Mientras servía en el Congreso, Mulvaney votó a favor de desaparecer ese organismo, argumentando que tiene demasiado poder y emite regulaciones excesivamente duras, y ha trabajado junto al presidente Trump para revocar algunas de las reglas de la agencia.

Este lunes, Mulvaney ya operó como director, e incluso su vocero, Joghn Czwartacki, compartió imágen de él en la oficina y en reuniones con el equipo de alto nivel.

English, de acuerdo con una fuente familiarizada con el asunto consultada por CNN, también estuvo presente en la oficina, pero no quedó claro si ella y Mulvaney interactuaron. El director de comunicaciones de Mulvaney twitteó una foto de su jefe “trabajando duro” en su nuevo puesto.

En la demanda contra el presidente Trump se alega que English tiene derecho al puesto bajo la Ley Dodd-Frank Wall Street, que creó la agencia y dice que el subdirector se convierte en director interino cuando el primer puesto de la agencia está vacante.

Cuando Cordray renunció, nombró a English, luego a su jefe de gabinete, como subdirector, estableciéndola como directora interina del Buró.

“El intento del presidente de nombrar a un funcionario de la Casa Blanca al frente de la agencia independiente, mientras permite que ese oficial sirva simultáneamente en la Casa Blanca, no tiene precedentes”, dijo el abogado inglés, Deepak Gupta, del bufete de abogados Gupta Wessler.

La Casa Blanca defendió su decisión y criticó la renuncia de Cordray.

“La administración está al tanto de la demanda presentada esta noche por el subdirector English. Sin embargo, la ley es clara: el director Mulvaney es el director interino del CFPB”, dijo la portavoz Sarah Sanders en un comunicado. “Es desafortunado que el decidiera poner su ambición política por encima de los intereses de los consumidores con este truco”.

Defensores de consumidores criticaron el nombramiento de Mulvaney, al considerar que aboga por los “depradores financieros”, no por los consumidores.

“Mick Mulvaney (es) alguien que está firmemente contra el consumidor, recompensa a los depredadores financieros y no pone a los consumidores en primer lugar”, criticó el Centro de Préstamos Responsables (CRL, por sus siglas en inglés). “Las encuestas han demostrado consistentemente que el público, de cualquier partido, quiere un CFPB fuerte para cuidar de su interés, no el interés de actores financieros abusivos”.

El CRL urgió a que el presidente Trump a nominar a un director que anteponga la defensa de los consumidores y afirmó que a English, por ley, le corresponde esa posición.