Conductor de autobuses pide que se le devuelva su empleo

Solo pidió el ajuste de un espejo; la compañía no acepta ni niega los hechos

Guía de Regalos

Conductor de autobuses pide que se le devuelva su empleo
Margarito Ayala, 32, ha sido conductor de autobuses con Pasadena Transit/First Transit por los pasados 5 años. (Jacqueline García)

A pocos días de las celebraciones navideñas, Margarito Ayala, de 32 años, asegura haber perdido su empleo como chofer en Pasadena solo por pedir que ajustaran el espejo retrovisor del autobús que se le había asignado.

“Se están llegando los días festivos y no tenemos dinero. Mi esposa va estudiar [a la universidad] y pedimos un préstamo. Todo es muy estresante ahora”, cuenta este hombre, quien hasta el 20 de noviembre trabajaba para Pasadena Transit —una empresa parte de la compañía nacional First Transit.

El conductor llevaba cinco años manejando con un récord impecable.

Ayala dijo que fue despedido después que en repetidas ocasiones se negó a continuar la ruta de su autobús hasta que llegara un mecánico a arreglar su espejo retrovisor del lado del conductor. Comentó que esto lo hizo por la seguridad de sus pasajeros.

“El botón eléctrico llega hasta cierto punto y solo se puede arreglar moviéndolo manualmente”, explicó Ayala.

“Cuando lo arreglé la primera vez me dijeron que no lo tocara. Hay otros conductores que lo hacen pero no sé por qué se estaban enfocando en mí específicamente. Entonces, yo tenía que esperar al mecánico ya sea donde cambio de ruta o después de mi almuerzo”.

Las peticiones que —según indica— causaron la molestia de sus supervisores para mover el espejo retrovisor se dieron el 6, 9 y 10 de
noviembre.

Ayala dijo que cuando el mecánico llegaba le tomaba fotos al autobús y al espejo.

“Es como que si me quería hacer sentir culpable o como si no sabía lo que yo estaba haciendo. A veces hasta intentaba instruirme de cómo operar el autobús”, explicó.

Realizar este tipo de operaciones, cuenta, hacía que él se atrasara casi 10 minutos de su ruta.

“Pero para mí, mi mayor preocupación es llevar a mis pasajeros lo más a salvo posible”, dijo Ayala.

El despido

No obstante, en lugar de ayudarlo para la seguridad de los pasajeros y después de hablar con su supervisora, Ayala recibió una carta de despido el 20 de este mes.

En dicha carta, First Transit recalcó que Ayala dejó de operar el autobús “causando que [personal de] mantenimiento tuviera que salir y ajustar el espejo, lo que provocó un atraso en el servicio”.

Además, la carta especifica que Ayala “instigó una desaceleración o paralización del trabajo”.

El sindicato Teamsters Local 848 —que representa a unos 50 empleados de First Transit en Pasadena y 1,500 conductores de autobuses en total— dijo que la compañía tiene un historial de incidentes similares relacionados con la seguridad en EEUU.

En 2003, la compañía resolvió un caso de muerte por negligencia en Houston, Texas, después de que los investigadores descubrieran que First Transit “falló en revisar el historial de solicitantes, entrenar a los conductores e investigar los accidentes”, según el Houston Chronicle.

En 2013, un conductor de First Transit en Kirkland, cerca de Seattle, estrelló un autobús contra una camioneta SUV, matando a dos, reportó el canal Q13 Fox. Y tan solo el año pasado, los auditores encontraron que el 95% de los autobuses en circulación operados por First Transit en Washington, DC “tenían un problema de seguridad inaceptable que debería abordarse antes de permitir que el vehículo esté en servicio”, reportó The Hill.

Eric Tate, secretario-tesorero de Teamsters Local 848 dijo que es injusto que a Ayala lo hayan despedido solamente por pedir ajustar sus espejos lo cual es seguridad para sus pasajeros.

“El debe ser capaz de ver. Sería irresponsable si comienza a manejar y no puede ver”, dijo Tate. “Que tal si atropella a alguien solamente por no tener sus espejos ajustados”.

Tanto el sindicato como Ayala piden que First Transit “practique lo que predica”.

“Su slogan es que ‘si no lo encuentras seguro, no lo hagas’ y eso es lo que hice”, dijo Ayala.

“Queremos que le devuelvan su empleo a Ayala y le retribuyan los días de empleo perdidos”, añadió Tate.

Por su parte un portavoz de First Transit dijo que es un asunto personal interno.

“Se ha presentado una queja formal y en este momento esta en proceso de negociación colectiva”, dijo Jay Brock, portavoz con First Transit. “Por ahora no se puede confirmar ni negar el caso debido al proceso y por respeto al empleado”, añadió Brock.