Por qué tres videos retuiteados por Donald Trump han generado un escándalo en Reino Unido

El presidente retuiteó tres provocadores videos de contenido antimusulmán

Guía de Regalos

Por qué tres videos retuiteados por Donald Trump han generado un escándalo en Reino Unido
El presidente Trump desata polémica por videos en Twitter.
Foto: Getty Images

Una vez más el uso de Twitter tiene a Donald Trump en el centro de la polémica.

El presidente de Estados Unidos retuiteó tres provocadores videos de un grupo británico de extrema derecha con contenido antimusulmán.

El primero -publicado originalmente por Jayda Fransen, vicepresidenta del grupo Gran Bretaña Primero (Britain First)– muestra a quien se supone es un migrante musulmán atacando a un hombre en muletas.

A este le siguieron otros dos videos de gente que, según Fransen, también es musulmana.

Gran Bretaña Primero fue fundado en 2011 por exmiembros del ultraderechista Partido Nacionalista Británico (BNP, por sus siglas en inglés).

El grupo ha conseguido la atención de las redes sociales con provocadores publicaciones sobre lo que califican de “islamización” de Reino Unido.

Ha presentado candidatos a las elecciones europeas con políticas antiaborto y antiinmigración, pero no ha conseguido ningún escaño.

En las últimas elecciones a la alcaldía de Londres recibió el 1,2% de los votos.

Twitter colocó una advertencia de “material sensible” a lado de los videos compartidos por el presidente estadounidense.

44 millones

Los videos originales fueron inicialmente compartidos en Twitter por la comentarista conservadora estadounidense Anne Coulter, que es seguida por Trump.

Fransen, que tiene más de 52.000 seguidores en Twitter, reaccionó entusiasmada a las acciones del presidente estadounidense.

“¡El mismo Donald Trump retuiteó estos videos y tiene unos 44 millones de seguidores!”, trinó.

¡Dios te bendiga, Trump! ¡Que Dios bendiga a EE.UU.!”, agregó.

El mensaje también fue compartido por la cuenta de Gran Bretaña Primero.

A juicio

A inicios de mes, Fransen fue imputada por usar “palabras o comportamiento amenazantes, abusivos o insultantes” durante unos discursos pronunciados en Belfast.

La mujer está citada a comparecer en la Corte de Magistrados de la capital norirlandesa el próximo 14 de diciembre.

La decisión de Trump de compartir los videos de Fransen fue duramente criticada a través de las redes sociales.

Brendan Cox, cuya esposa, Jo Cox, fue asesinada por un extremista de derecha que gritó “¡Gran Bretaña Primero!” antes de apuñalarla, criticó la acción.

Trump legitimó a la extrema derecha de su país, ahora está tratando de hacerlo en el nuestro. Esparcir odio tiene consecuencias y el presidente debería estar avergonzado de sí mismo”, dijo vía Twitter.

“¡¿Qué diablos estás haciendo?!”, trinó por su parte el presentador de TV y periodista británico Piers Morgan, quien se ha presentado como “amigo” del presidente estadounidense.

“Por favor PARA esta locura y deshaz tus retuits“, escribió.

“Error”

Por su parte, el gobierno británico también se sumó al coro de expresiones de rechazo a la acción del mandatario estadounidense.

Un portavoz de la primera ministra, Theresa May, lo calificó de “error”.

“Gran Bretaña primero busca dividir comunidades a través de su discurso de odio que vende mentiras y alimenta tensiones”, señaló.

“El pueblo británico rechaza abrumadoramente la retórica prejuiciosa de la extrema derecha que constituye la antítesis de los valores que este país representa: decencia, tolerancia y respeto”.