¿Sueña con una casa? Haga cuentas antes

Además del precio, costos administrativos o la penalización por mal crédito, pueden encarecer la compra

Guía de Regalos

Comprar una casa es caro. Las tasas de interés están estancadas alrededor del 4% en el caso de las hipotecas fijas a 30 años, pero los precios en las mayores ciudades se han disparado hasta subir un promedio del 6.2% en un año. Es el crecimiento más acelerado de los últimos tres años, según se observa en el índice S&P/Case-Shiller.

Aunque el aumento es desigual en todo el país, este alza lo ha detectado también la Agencia Federal de la Vivienda (FHFA) que ha verificado que con respecto al tercer trimestre del año pasado, estos han subido un 6.5%.

Suben porque hay demanda en el caso de las nuevas. Con respecto a octubre de 2016 el aumento de contratos de compraventa fue del 18.7%. En el caso de la vivienda de segunda mano– el 90% de mercado– el aumento es más moderado precisamente porque los precios están asustando a compradores con un presupuesto más ajustado.

Los constructores, bancos y clientes están preocupados porque creen que la reforma fiscal republicana, que modifica sustancialmente y reduce la deducción por intereses de vivienda en las hipotecas hechas tras su posible aprobación, puede impactar negativamente en muchos mercados. Sobre todo en los más caros, como Nueva York y Los Ángeles, y donde más impuestos a la propiedad se pagan. Esta reforma no permite deducir los impuestos pagados a nivel local y estatal.

Los economistas están barajando los escenarios que abre esta reforma, desde la caída de los precios a la de las ventas y el aumento de los precios del alquiler.

Cómo se concrete se irá viendo pero si usted es una de las personas que tratando de comprar con cierta prisa para mantener las deducciones actuales y a pesar de la incertidumbre, recuerde que debe tenen en cuenta varias cosas:

Sepa cuál es su presupuesto y no se desvíe de él al alza. Si sube mucho con respecto a lo que tiene planificado, le puede costar muy caro. Tenga en cuenta que va a haber costos que se suman al del precio de la casa y las tasas de interés.

  • Precio de cierre de contrato. Es sustancial e incluye pagos al banco por sus servicios, al abogado a la empresa que asegura el título de propiedad, impuestos…Puede ser casi del 4% del precio de la casa y suele incluirse en la hipoteca.
  • Impuestos de propiedad, que suelen subir con el tiempo.
  • Cargos de comunidad, si vive en un condo o co-op
  • Electricidad, gas, agua y gastos de mantenimientos de la propiedad.
  • Seguro de propiedad.

Compare precios de las casas que sean similares a la que se quiere comprar en el mismo barrio. Tenga en cuenta que es algo que el banco querrá saber para ver en el informe del tasador para saber si paga por encima de lo que el mercado pide y decidir o no si le da el préstamo.

Compruebe su informe de crédito y su puntuación. Es clave para tener un crédito y en buenas condiciones por parte del banco. Si lo tiene por debajo de excelente, considere darse tiempo, más de tres meses, para subir su puntuación. Aunque pague sus deudas inmediatamente, la información tarda en reflejarse en el informe de crédito.

Calcule sus ahorros para el pago inicial. Si no tiene mucho considere un préstamo FHA, que se conceden cuando se tiene apenas un 3.5% del valor de la casa (dependiendo de su puntuación de credito) pero en ese caso considere que también va a tener que pagar el seguro de la hipoteca.

Pida una carta de preaprobación a un banco y empiece a organizar documentos, los muchísimos que le van a pedir en el banco para comprobar que su deuda con respecto a los ingresos le permiten ser acreedor de esa hipoteca.