“Le rogué que no vaya, era un suicidio”, dice la esposa de un tripulante en submarino perdido

La mujer que no pierde la esperanza de ver a su marido con vida, asegura que el navío no se encontraba en buenas condiciones

Guía de Regalos

“Le rogué que no vaya, era un suicidio”, dice la esposa de un tripulante en submarino perdido
Archivo
Foto: EFE

La mujer, que pidió reserva de su identidad, habló con Radio La Red y contó cómo habían sido los últimos momentos con su esposo, uno de los tripulantes de ARA, el submarino que desapareció en Argentina.

Pese a que el vocero de la Armada, Enrique Balbi, aseguró que se daba por terminado el rescate y que “no habrá salvamento de personas”, la mujer y familiares de otros tripulantes aún no pierden la esperanza. “Por favor no suspendan la búsqueda, nosotros no los damos por muertos, puede haber una esperanza de vida todavía”, dice con dolor.

La esposa del hombre que viajaba en el navío, asegura que la máquina desde hacía tiempo no se encontraba en buenas condiciones, por lo que dice “le rogué que no vaya, era un suicidio… Él no me hizo caso porque quería estar con sus compañeros, todos sabíamos que era un suicidio que tarde o temprano iba a pasar”.

Y agrega, “no voy a decir quién soy pero sé muy bien lo que pasó antes de zarpar. Quiero que muestren las pruebas que se hacen las 48 horas antes. Nosotros queremos verlas porque sabemos que no estaba apto”.

A esto se suma que se han elevado quejas debido a la ayuda recibida, pues aseguran no haber obtenido nada. La mujer cuenta que fue a retirar dinero y encontró una consignación de 279, 45 pesos argentinos, equivalente a $16 dólares, lo que correspondería al pago de su esposo por la navegación. Asegura que “siempre se les ha pagado miserias” y señala que en ocasiones les hacían firmar el recibo de un monto superior al que les entregaban.