Duelo de latinos por el Distrito 51

Wendy Carrillo y Luis López compiten este martes 5 de diciembre para ocupar un puesto en la Asamblea de California

Guía de Regalos

Duelo de latinos por el Distrito 51
Se espera que Wendy Carrillo y Luis López se enfrentarán en una segunda vuelta electoral.
Foto: Suministrada/ Captura de pantalla

Durante la elección especial de este martes 5 de diciembre, los votantes por el distrito 51 de la Asamblea de California, deberán elegir a su nuevo representante entre dos latinos, Luis López, un líder con una larga trayectoria en defensa de la salud para todos y en temas cruciales; o Wendy Carrillo, conductora de radio y portavoz sindical quien le apuesta a su experiencia de vida como una mujer que fue indocumentada y una apasionada activista.

En lo que se anticipa será una reñida contienda, ambos se disputan el escaño por el distrito 51 de la Asamblea que dejó vacante en julio, Jimmy Gómez para irse al Congreso al asiento que estuvo en manos del ahora procurador del estado Xavier Becerra.

López y Carrillo se colocaron como los dos principales ganadores de la elección primaria. Ella con el 21% de los votos, y él terminó en segundo lugar con el 19.1% de los votos.

Los dos tienen historias inspiradoras. López es hijo de inmigrantes mexicanos; Carrillo nació en El Salvador y vino como una niña indocumentada a Los Ángeles.

Luis López intenta por segunda vez ir a la Asamblea de California y ocupar el escaño por el distrito 51. (Araceli Martinez/La Opinión).
Luis López intenta por segunda vez ir a la Asamblea de California y ocupar el escaño por el distrito 51. (Araceli Martinez/La Opinión).

Con todo para ganar

Si de algo se siente orgulloso, Luis López, un demócrata progresista, es de su amplia trayectoria de más de más de dos décadas. Por siete años ha estado en la directiva de la organización Planned Parenthood y ha luchado duro por la ampliación de los beneficios del programa Medical.

Entre 2002 y 2004, diseñó un programa enfocado a que las comunidades latinas participen más en las elecciones estatales y federales.

Construyó y dirigió una coalición latina para promover y concientizar sobre el VIH y el sida; fundó y fue director de un comité de acción política en la nación para empoderar a los latinos y latinas de la comunidad LGBT. Además es todo un atleta, ha participado en al menos siete maratones.

Luis López tiene una amplia trayectoria de trabajo por la comunidad en diferentes frentes desde hace más 20 años. (Araceli Martínez/La Opinión).
Luis López tiene una amplia trayectoria de trabajo por la comunidad en diferentes frentes desde hace más 20 años. (Araceli Martínez/La Opinión).

En 2014, lanzó un programa a través de la Asociación Eagle Rock, el barrio donde vive para organizar a la comunidad y oponerse a la ampliación de un basurero en School Canyon, localizado al final de la calle Figueroa al norte.

Nació en el este de Los Ángeles hace 44 años. Creció en El Monte y perdió a su madre a los ocho años de edad. Es producto de las escuelas públicas y se graduó de Pomona College y de políticas públicas en la Universidad de Harvard.

“Fue gracias a los programas para Después de la Escuela, a mis mentores, trabajadores sociales, increíbles bibliotecarios y toda esa red de seguridad, normalmente subestimada, que se me abrieron un camino de oportunidades”, explicó.

“Además me pusieron en los programas de los desertores escolares a causa de que mis dos hermanos mayores andaban en problemas. Eso hizo la diferencia en mi vida. Estos programas e intervenciones son los que necesitamos defender para que las generaciones futuras salgan de la pobreza”, señaló.

López actualmente trabaja en el centro médico City of Hope de la ciudad de Duarte. Es abiertamente gay y desde hace siete años vive con su pareja.

De triunfar en la elección especial, dice que quiere enfocar toda su experiencia en el cuidado de salud en proyectos de ley que ayuden a mejorar el Medical para las comunidades en desventajas y el Obamacare. “Aunque no han logrado desmantelarlo, ha habido esfuerzos sin éxito en el país por desestabilizar los mercados de seguros de salud de los estados”, dijo.

Y también mencionó que quiere mejorar los reembolsos para los médicos que atienden pacientes con MediCal así como la calidad del servicio. “Desafortunadamente estamos evolucionando hacia dos tipos de cuidado médico, uno al que acceden los latinos como MediCal con resultados muy pobres, comparado con quienes tienen una cobertura de salud comercial”, mencionó.

Pero otra de sus grandes prioridades es la vivienda accesible. “Necesitamos dar más incentivos para la construcción, hacer que los municipios cumplan sus metas y castigar a quienes no lo hagan. También necesitamos tener en vigor protecciones para quienes rentan vivienda”, indicó.

Wendy Carrillo, nacida en El Salvador, creció en Boyle Heights y City Terrace. Hizo su maestría en la Universidad del Sur de California.

Ex indocumentada busca ir a la Asamblea

Soltera, de 37 años de edad, Wendy Carrillo considera que ella es un ejemplo de que el sueño americano es posible para los inmigrantes.

“Con educación y ganas podemos obtener poder político”, dice Carrillo.

Nació en El Salvador. Su madre la trajo a Los Ángeles a los 5 años. Desde esa edad y hasta los 13 años fue una niña indocumentada. Logró hacerse residente de los Estados Unidos en 1993, un año antes de la propuesta 187 del gobernador Pete Wilson que negaba servicios sociales, médicos y educativos a los inmigrantes indocumentados.Cuando tenía entre 20 y 21 años se hizo ciudadana.

Creció en el este de Los Ángeles. Aunque abandonó la escuela en el grado 11, dice que gracias a que tuvo buenas maestras y un buen director, pudo ir a la escuela de noche y graduarse a tiempo para ingresar a Cal State Los Ángeles donde obtuvo la licenciatura. Y se convirtió en la primera de su familia en graduarse de la universidad. Obtuvo una maestría en la Universidad del Sur de California (USC).

Desde niña quiso ser periodista y por eso se hizo locutora, comentarista y tenía su propio programa de radio. Pero también le gustaba la política. “Desde siempre he estado en la política. Hice campaña por Obama y por el concejal Huizar”, recuerda.

El año pasado, animada por amistades y sobre todo por mujeres, Carrillo hizo su incursión oficialmente en la política como candidata al Congreso por el escaño que finalmente ganó Jimmy Gómez quien reemplazó a Xavier Becerra por el distrito 34.

Wendy Carrillo dice que sus prioridades serían crear más oportunidades de empleo para la población que vive en la pobreza en el distrito 51.

Fueron las mujeres quienes la animaron de nuevo a lanzarse por el escaño que dejó Gómez en la Asamblea.

“ Ya basta, necesitamos más mujeres candidatas, más candidatos que reflejen nuestros valores. Si no es ahora cuándo, dije y aquí estamos, esperando ansiosa pero muy positiva el día de la elección. Sería una inmensa responsabilidad ser asambleísta de California”, reconoce.

Y de lograrlo, asegura que su primera prioridad sería trabajar para abatir la pobreza, crear empleos y oportunidades. “En donde yo me críe el este de Los Ángeles y City Terrace, el 30% de los residentes viven por debajo del nivel de pobreza federal”, comenta.

Su segunda prioridad sería facilitar el acceso a la universidad. “El asambleísta Miguel Santiago trabajó para que el gobernador le aprobara este año una ley que permite que el primer año del colegio comunitario sea gratis. Yo quisiera lograr que el segundo año también fuera gratis y que los cuatro años fueran gratis”, dijo.

Si bien Carrillo fue una niña indocumentada y conoce de primera mano la experiencia de los inmigrantes en Los Ángeles, una de sus mayores debilidades es que no tiene mucha experiencia.

Ella responde que “ese es el principal valor de nuestra democracia que cualquiera puede competir y salir adelante sobre todo ahora que la política de siempre no funciona.

Su principal activo, señala, es su experiencia de vida real. “Ser inmigrante, mujer, la primera generación de su familia en ir a la universidad, y sería la única mujer centroamericana en la Asamblea”, dice.

Carrillo ha conseguido el apoyo del establishment demócrata de California, incluyendo al partido Demócrata y los líderes en la legislatura de Sacramento. “Siento un gran orgullo porque nada se hace por uno solo”, opina.

La asambleísta de Bell Gardens, Cristina García, líder de la bancada de mujeres en la legislatura estatal es una de quien más la apoya para aumentar el número de legisladoras en Sacramento. “El número de mujeres que tenemos en la legislatura ahora es el más bajo de los últimos 20 años”, comenta Carrillo.

El distrito 51 

Con casi 72% de su población latina, el distrito 51 abarca las ciudades de City Terrace, el este de Los Ángeles, Chinatown, Cypress Park, Eagle Rock, Echo Park, Edendale, Glassell Park, Highland Park, Montecito Heights, Silver Lake, El Sereno, Lincoln Heights y Monterey Hills.

Tiene una población de 465,643 habitantes, de los cuales 223,852 son votantes registrados.