Las maneras más efectivas de tratar una quemadura de sol

Lo que se debe hacer para aliviar el dolor y sanar la quemada

Guía de Regalos

Las maneras más efectivas de tratar una quemadura de sol
Si no te cuidaste del Sol, sigue estos consejos.
Foto: Shutterstock

En un mundo ideal, todos usaríamos protector solar cada vez que nos aventuramos al aire libre, nos cubriríamos con un sombrero y ropa protectora del Sol, buscaríamos la sombra y nunca experimentaríamos una quemadura solar. “La mejor manera de tratar una quemadura de sol es evitar que esta ocurra en primer lugar”, dice Joshua Zeichner, MD, director de investigación cosmética y clínica, Mount Sinai Hospital, NYC. “Pero en la vida real, los accidentes ocurren.”

Tal vez se te olvidó volver a aplicarte protector solar durante un largo día en la playa, o no te diste cuenta que necesitabas protector solar en un día nublado, o el amigo al que le pediste que te aplicara el bloqueador solar en la espalda dejó algunos lugares sin protección. No importa la razón del lapso, tu piel ahora está roja, caliente, hinchada, adolorida, y necesita alivio. Aunque no hay nada que pueda deshacer el daño, hay pasos que puedes tomar para hacer que la quemadura de sol se vea y se sienta un poco mejor mientras se cura.

Toma una ducha o un baño fresco

El agua fresca o tibia ayudará a remover el calor de la piel quemada. “Pero evita el agua muy fría que podría causarle escalofríos a alguien que tiene la piel quemada”, dice Jessica Krant, M.D., una dermatóloga en la práctica privada en la ciudad de New York y miembro del consejo médico de Consumer Reports. Agregar harina de avena coloidal a tu baño cubrirá y calmará la piel, mejorará la hidratación y calmará la inflamación.

Unta alguna loción calmante en el área afectada

Tan pronto salgas de la ducha o el baño (mientras la piel está todavía húmeda) aplícate una buena capa de crema humectante. Krant recomienda usar algo que contenga ácido hialurónico, un ingrediente que ayuda a retener el agua en la piel. La sávila, llamada aloe vera en inglés, en una crema hidratante puede ser muy calmante, o si tienes una planta de sávila a mano, corta una hoja y aplica la pulpa a la piel para hidratarla y calmar la inflamación.

Toma un antiinflamatorio

“Las quemadas inflaman la piel y esto puede ser doloroso“, dice Krant. “Puedes tomar aspirina o ibuprofeno para reducir la hinchazón y ayudar a aliviar cualquier molestia.”

Hidrata tu cuerpo

Tu cuerpo está trabajando duro para refrescarse, así que mantenerte hidratado puede ayudar. Toma más agua de lo normal.

Prueba algunos remedios del refrigerador

Una capa fina de yogur natural y frío sobre tu piel no solo te aliviará la piel y quitará un poco el calor, sino también actuará como un antiinflamatorio suave. (Sin embargo, puede ser un poco sucio así que puedes hacerlo mientras estas acostado en una tina vacía para luego enjuagar el yogurt de tu cuerpo). Zeichner también sugiere hacer una compresa fría para aplicar a la piel quemada. Mezclar leche descremada con una clara de huevo y un poco de hielo. Remojar un paño en la mezcla y aplicarlo a la piel. “Las proteínas de la leche y el huevo cubren la superficie de la piel y calman la quemadura”, dice.

¡No te despellejes!

Si se te hicieron ampollas, resiste el impulso de reventarlas o pelarlas. “El techo de la ampolla es como un vendaje sobre la piel abierta, lo que evita que las bacterias entren”, dice Zeichner. Abrirlas aumentará su riesgo de infección. Si alguna ampolla se revienta, asegúrate de aplicar un ungüento antibiótico sin receta  (como Bacitracina) a la piel afectada.

Sé muy cuidadoso en el Sol

Tener una quemadura de sol significa que la piel ya está dañada, inflamada y con mayor riesgo de sufrir más daño si la expones a los rayos UV. Permanece en la sombra o en el interior tanto como sea posible hasta que la piel se cure. Si tienes que estar al sol, usa ropa que cubra las áreas quemadas.

Consulta a un médico si es grave

“Si tienes una quemada más extensa o con ampollas, puedes tener una quemadura grave que debe ser tratada por tu médico”, dice Zeichner. Él también aconseja buscar ayuda médica inmediata si te sientes enfermo: con escalofríos, fiebre y náuseas.