Doble batalla: por una corona y contra el cáncer

En medio de desgastantes quimioterapias, una joven latina acude al concurso de Miss California para cumplir con el sueño de participar en un certamen de belleza

Guía de Regalos

Doble batalla: por una corona y contra el cáncer
Andrea Andrade, de 27 años, será una de las aproximadamente 100 participantes en el certamen de belleza Miss California que se llevará a cabo en Long Beach. (Suministrada)

Andrea Andrade recuerda que desde muy pequeña le apasionaba ver las pasarelas de belleza en su natal México, sobre todo cuando sus primas eran las participantes.

“Ellas eran reinas en Michoacán y a mí me llenaba de mucha emoción cuando ganaban”, comentó la joven, quien desde niña se propuso que algún día también llegaría a concursar.

Poco después Andrade y su familia emigraron a Estados Unidos y se establecieron en Reedley, una ciudad en Fresno (al norte de California).

En el 2012 Andrade audicionó para representar al condado de Fresno en el concurso por ser Miss California. No obstante, por razones personales no pudo participar y fue hasta principios de este año cuando la oportunidad reapareció y esta vez, ella no la dejó ir.

Este fin de semana la joven de 27 años se encuentra entre las 100 candidatas peleando por la corona de Miss California en el certamen que se lleva a cabo desde este 1 de diciembre en Long Beach y que culmina hoy domingo 3.

Sin embargo, la mexicana se ha propuesto no solo luchar por una corona si no también por su vida.

Andrade fue diagnosticada con cancer de colon etapa 3 a principios de este año. (Suministrada)

El cáncer llegó a su vida

Andrade recuerda que durante un viaje a México en febrero de este año se enfermó de gravedad y tuvo que ser llevada a un hospital en el estado de Guanajuato.

Fue ahí donde la diagnosticaron con cáncer de colon.

Una vez de regreso a Estados Unidos ella y sus padres fueron en busca de una segunda opinión la cual confirmó la terrible noticia.

Un mes después de visitar su tierra natal, Andrade fue oficialmente diagnosticada con cáncer de colon en etapa tres.

“Lo primero que pasó por mi mente fue, ‘¡Me voy a morir!’ y le hice esa pregunta al doctor. Él me miró a los ojos y me dijo: ‘No sé’”, recordó la joven.

Inicialmente los doctores le habían dado una estimación de vida de seis meses a dos años. Le explicaron que el cáncer que padece es muy raro puesto que es más común en personas mayores de 50 años.

Sin embargo con quimioterapia y tratamientos, hoy sabe que su vida puede ser prolongada por cinco años más.

Andrade recibe quimioterapia dos veces al mes. (Suministrada)

Viviendo al máximo

Enterarse de su enfermedad y pensar en que pueda dejar este mundo en cualquier momento, la llevó a padecer una depresión por meses.

No obstante, a las adversidades, la misma Andrade se motivó para seguir adelante en el concurso de belleza.

“En agosto, yo pensé, si realmente me voy a ir; quiero cumplir uno de mis más grandes sueños desde que era chica”, comentó la concursante del certamen a La Opinión.

Entonces, con la aprobación de sus médicos comenzó con su rutina de entrenamiento —aunque esta no es tan intensa como la de las otras participantes.

“Debido a razones médicas no puedo hacer dieta y ejercicio como las demás. Me canso mucho y me dan muchas náuseas”.

Religiosamente Andrade tiene que tomar quimioterapia cada dos semanas. Contó, para el medio ABC30, que poco antes del concurso recibió su octavo tratamiento y que aún le quedan cuatro sesiones más.

“Tengo que estar sentada en una silla por siete horas y después me mandan con una maquinita portable en mi pecho por otros tres días”, explicó.

Su cabello se le está cayendo debido al tratamiendo y aunque al principio lloraba mucho al intentar entender su realidad; ahora está convencida que una cabellera no la define.

“Yo soy hermosa como soy y este fin de semana durante el concurso voy a ir así como este con mi cabello”, dice con determinació esta joven, quien todavía no se ha cortado la cabellera.

El camino es duro y Andrade de repente se ve afectada emocionalmente pero ella misma se da valor.

“Ahora veo la vida muy diferente, aprecio más a mi familia, a cada día le tomo provecho y hasta veo más bellas las flores, la lluvia. Todo”, expresó.

Hoy se rehúsa a pensar que morirá y en cambio sueña con llegar a tener una vida longeva con una familia propia; hijos, nietos y bisnietos.

“Quiero llegar a los 100 años”, afirma Andrade.

“Yo les digo a todas las personas que no pierdan la fe, no importa lo que estén enfrentando. Si tu te levantas con positivismo, vas a estar mejor todo el día”, reiteró.

Hoy domingo será la pasarela final que coronará a la próxima Miss California.