Feligreses honran a la Virgen de Guadalupe en el Este de Los Ángeles

Hubo carrozas, danzantes aztecas, mariachis y todo tipo de grupos católicos

Guía de Regalos

Feligreses honran a la Virgen de Guadalupe en el Este de Los Ángeles
El José H. Gómez frente a la imagen de la Virgen de Guadalupe. (Victor Alemán/Arquidiócesis de Los Ángeles)

Miles de personas se dieron cita en el Este de Los Ángeles este domingo para honrar a la “Reina de México” y “Patrona de América” en la tradicional procesión de la Virgen de Guadalupe.

“Le doy gracias todos los días por cuidarnos, ella es la verdadera madre, una protectora de verdad. Me trajó de regreso a Jesucristo cuando era un adicto en las calles hace 30 años”, dice Rolando Portillo, residente del Este de Los Ángeles, vicepresidente del grupo de Guadalupanos que ayuda a organizar el evento que se realizado en esta zona por varias décadas.

Este año se cumple 86 años de la procesión anual que fue iniciada por los católicos mexicanos en Los Ángeles que huyeron México debido a la persecución del gobierno en 1931.

 

La imagen de la Virgen de Guadalupe y el Papa Juan Pablo II. (Victor Alemán/Arquidiócesis de Los Ángeles)
La imagen de la Virgen de Guadalupe y el Papa Juan Pablo II. (Victor Alemán/Arquidiócesis de Los Ángeles)

Aquellos que fueron perseguidos por el gobierno mexicano y renunciaron a su vida por su fe en Cristo llegarón a ser conocidos como “Cristeros”. El 21 de mayo de 2000, el Papa Juan Pablo II canonizó a un grupo de 25 santos y mártires de la guerra cristera Mexicana.

Pero para los asistentes a este solemne y colorido evento, donde hay carrozas con alegorías a la historia de la “Virgen Morena”, como se conoce a la Virgen de Guadalupe, así como danzantes aztecas y mariachis, al igual que grupos católicos de todas etnias, así como personas de todas las edades, es una manera de agradecer a la Virgen por todas sus bendiciones.

Desde 1931 los fieles católicos de Los Ángeles han continuado la tradición de honrar a Nuestra Señora de Guadalupe por las calles del Este de Los Angeles. La procesión se celebra cada año el primer domingo de Adviento como una celebración de toda la arquidiócesis. Esto es para permitir que cada parroquia tenga su propia misa y mañanitas para La Guadalupana en su día de fiesta de 12 de diciembre, al mismo tiempo tener una gran celebración inter-parroquial.

La procesión comenzó en la esquina de East Cesar Chávez y la autopista 710 (cerca de Ford Blvd) y una cuadra de la Iglesia Nuestra Señora de la Soledad. La comitiva se trasladó hacia el este por Cesar Chavez hasta el Colegio del Este de Los Ángeles donde se celebró una misa presidida por el arzobispo José H. Gómez y donde estuvo presente La Peregrina, una reproducción digital de la imagen de la Basílica de Nuestra de Guadalupe, en México.

El origen entre los católicos de la veneración a la Virgen de Guadalupe se remonta a 486 años atrás, cuando se cree hizo una aparición milagrosa al indígena Juan Diego, en el cerro del Tepeyac, en Ciudad de México, y desde entonces se le rinde culto en varios países de Latinoamérica y en ciudades de EEUU.