El 2017 se convierte en el año de incendios más destructivo para California

Guía de Regalos

El 2017 se convierte en el año de incendios más destructivo para California
12/05/17/LOS ANGELES/ The Creek fire in the San Fernando area (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Los incendios forestales han causado que el 2017 sea el año más destructivo en la historia de California. Entre el primero de enero al 3 de diciembre 6,762 fuegos destruyeron 505,391 acres del Estado Dorado. Eso es un 43% más que en el mismo período del año pasado, cuando se destruyeron 244,297 acres, según el Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California (CAL FIRE).

Esto es sin contar los incendios que comenzaron esta semana—Ventura, Santa Clarita, Sylmar, Skirball al lado del 405 y el Inland Empire.

Este año también ha sido el más destructivo en términos de estructuras perdidas. Los incendios de Tubbs y Nuns, ambos ocurridos en octubre en el condado de Sonoma, destruyeron casi 7,000 estructuras y causaron 24 muertes.

Expertos estiman que los incendios han sido avivados por los vientos feroces de Santa Ana y alimentados por árboles muertos y arbustos secos.

Las lluvias a finales del 2016 y principios de 2017 hicieron poco para sofocar el paisaje de California, dijo Bill Patzert, climatólogo del Jet Propulsion Laboratory en entrevista con el Orange County Register. Adicionalmente, más personas viven en casas construidas en el camino de los vientos de Santa Ana, que son tan feroces en diciembre como lo son en septiembre, agregó.

“Combustible. Ignición. Meteorología. Cada componente de la fórmula está fuera de lo normal este año. Cuando los tres elementos en la ecuación se agigantan estás configurando condiciones apocalípticas”, explicó Patzert.

 

Bomberos luchan contra el Incendio Creek en Sylmar. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Bomberos luchan contra el Incendio Creek en Sylmar. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

Tal vez pasen varios años y mucha precipitación para poder superar las sequías, dijo Lucas Spelman, portavoz y capitán del Departamento de Bomberos del condado de Riverside. “En este momento, con los últimos cinco o seis años en sequía, y luego de haber llovido un poco este invierno, no cambió gran parte de la vegetación”, reveló.

Si a caso, las lluvias produjeron hierba nueva que provocó más daños. “La lluvia agregó algunas hierbas y permitió que el fuego viajara mucho más rápido a las áreas más densas de maleza. A pesar de que tuvimos un buen invierno en cuanto a precipitaciones, en lo que respecta a los bomberos todavía temíamos que este año iba a ser así”, dijo Spelman.

El incendio Cedar de San Diego del 2003 que arrasó con 273,246 acres destruyendo 2,820 estructuras es considerado uno de los incendios forestales más grandes en la historia de California causado por actividad humana, de acuerdo a CAL FIRE.

Continúan los feroces incendios

Los incendios de esta semana—Ventura, Santa Clara, Sylmar, Skirball al lado del 405 y el Inland Empire—han arrasado con miles de acres desde el condado de Ventura a San Bernardino destruyendo más de 200 hogares.

Los incendios han forzado evacuaciones masivas que obstruyeron las autopistas del área desde el norte y sur, este y oeste, y se espera que las condiciones continúen en peligro por lo menos hasta el jueves.

El gobernador de California, Jerry Brown, ha declarado estado de emergencia los condados de Los Ángeles y Ventura.

El incendio Skirball es el más reciente y se reportó el miércoles alrededor de las 4 de la mañana adyacente a la autopista 405. Hasta el momento se ha expandido por más de 150 acres y ha destruido al menos cuatro casas con docenas más en peligro. La autopista 405 hacia el norte continúa cerrada entre la autopista 10 y la 101. Aunque el museo Getty y el Centro Skirball no sufren peligro puesto que están del otro lado de la autopista, ambos están cerrados.

El primer incendio de esta semana, Thomas en el condado de Ventura comenzó al norte de Santa Paula el lunes cerca del parque Steckel y el colegio Thomas Aquinas. Ha destruido más de 50 casas y ha arrasado con más de 65.000 acres. Doce mil casas continúan bajo amenaza y 27.000 residentes han sido evacuados.

El incendio Creek en Sylmar que comenzó en Rye Canyon Loop el martes alrededor de las 10 de la mañana ha arrasado con más de 11.000 acres. Aproximadamente 30 casas han sido destruidas y continúan las ordenes de evacuaciones.

Los tres incendios tienen un 0% de contención.

Mientras tanto, la mayor parte del sur de California, incluidas las áreas quemadas, se encuentran bajo alerta de vientos fuertes y bandera roja, según el Servicio Meteorológico Nacional. Se esperaba que la alerta de viento severo expirara el martes por la noche, pero la advertencia de bandera roja permanecerá vigente hasta el jueves por la noche, según expertos meteorológicos.