Incendios arden sin control en Ventura y Santa Clarita

Los fuegos Thomas y Rye continúan arrasando acres

Guía de Regalos

Incendios arden sin control en Ventura y Santa Clarita
Imagen de una casa calcinada en el condado de Ventura, donde arde el Incendio Thomas. (@ellieisakward)

Avivados por fuertes vientos que siguen soplando en el Sur de California, el incendio Thomas de la zona de Santa Paula, en el condado de Ventura, continuaba ardiendo sin control este miércoles.

Las llamas ya consumieron 65,000 acres y han destruido 150 casas sin que los bomberos hayan podido contenerlo una pizca.

Alrededor de 12,000 se encuentran amenazadas por las llamas, que este miércoles se expandieron hasta la Playa Solimar.

El Departamento de Bomberos del condado de Ventura reportó que el fuego sigue ardiendo del lado este de la carretera 150 y en el lado oeste de la carretera 33. El incendio atravesó la Carretera 101 y alcanzó una rocosa zona costera al noroeste de Ventura, lo que ocasionó más evacuaciones aunque las autoridades reconocieron que debido a la escasa población y la falta de vegetación ese incendio no era tan peligroso. La carretera no fue clausurada.

 

El Incendio Rye amenaza Santa Clarita. (@CAL_FIRE)
El Incendio Rye amenaza Santa Clarita. (@CAL_FIRE)

Helicópteros y aviones, así como 1,770 bomberos luchan contra el siniestro, que ha provocado la evacuación de al menos 5,000 personas.

Este y otros fuegos que explotaron en la región son impulsados por los vientos Santa Ana, un fenómeno regular en el sur de California que ha contribuido a algunos de los incendios más devastadoras en la historia de la región. Son vientos que vienen desde tierra adentro y soplan hacia el océano Pacífico y cobran impulso a medida que serpentean por los cañones y valles de la región.

En Santa Clarita también sigue amenazante el incendio Rye, que hasta la fecha ha consumido 7,000 acres de terreno y se encontraba controlado en apenas 5%. Lo único bueno es que arde en zonas despobladas y no amenaza hogares.

Las autoridades temían que otra tormenta de viento ocurriera la noche del miércoles y durara hasta el jueves, lo que daría más impulso a estos incendios.