Caitlyn Jenner recuperó a su perrita perdida

El simpático can llegó a la vida de Caitlyn para hacerle compañía y compensar su soledad
Caitlyn Jenner recuperó a su perrita perdida
Caitlyn Jenner.
Foto: Archivo

La estrella televisiva Caitlyn Jenner se llevó el susto de su vida cuando el jueves al regresar a su casa de Malibú, tras una cena con amigos, se encontró con que el tejado de la vivienda había sido arrancado por los fuertes vientos de Santa Ana que asolan estos días California y que han contribuido a avivar los incendios que arrasan el sur del estado, pero la peor noticia fue la desaparición de su querida perrita Bertha, que no era capaz de encontrar en ningún sitio.

View this post on Instagram

Evidence

A post shared by Caitlyn Jenner (@caitlynjenner) on

Con parte de los escombros en la piscina y otros repartidos por el jardín, el temor de Caitlyn y del resto de su equipo era que el animal hubiese quedado atrapado entre los cascotes, una teoría que parecía cobrar fuerza según pasaban las horas y su querida mascota seguía sin aparecer. Sin embargo, un portavoz de la antigua medallista olímpica ha confirmado ahora que Bertha ya se ha reunido con su famosa dueña gracias a la ayuda de uno de los obreros que acudieron a ayudar a despejar la propiedad, y que recordaba haber visto un animal similar a la perrita de camino a la casa. Dicho y hecho, Caitlyn organizó una partida de búsqueda y su querida compañera canina regresó rápidamente a su lado.

Ha sido terrible. Todos pensábamos que Bertha estaba enterrada bajo todo el material que se había derribado. Ni anoche ni esta mañana podíamos encontrarla“, apuntaba el representante de Caitlyn a People.

El simpático can llegó a la vida de Caitlyn el pasado verano para hacerle compañía y compensar de alguna forma la soledad que siente a raíz del distanciamiento que ha protagonizado en los últimos dos años con varios miembros de su familia. De criar a sus dos hijas junto a Kris Jenner, Kendall y Kylie, y a sus cuatro hijastros Kardashian -Kourtney, Kim, Khloé y Rob-, la deportista ha pasado a no cruzar siquiera palabra con estos últimos debido al enfrentamiento que mantiene con su madre desde su transición, lo que ha supuesto un duro golpe emocional para ella.

Su nueva mascota ha venido a ocupar además el lugar de otro labrador, Gabbana, a quien tenía junto a su exmujer. Sin embargo, tras su separación, el animal pasó a vivir con la más pequeña de las hermanas Kardashian, Khloé, quien se ofreció voluntaria para ocuparse de la mascota al creer que estaba más capacitada para ofrecerle un hogar estable y feliz.