Murió el camerunés Benjamin Massing, autor de la peor patada de la historia de los Mundiales

Un (ex) jugador más de esa nacionalidad que fallece prematuramente y que será recordado más por hacer 'volar' al argentino Claudio Caniggia

Tristemente célebre por haber tirado la peor patada en la historia de los Mundiales de fútbol, el camerunés Benjamin Massing dejó de existir la noche del domingo 10 de diciembre a la edad de 55 años a causa de un infarto cerebral en su casa en Edea, Camerún.

Nacido en Edea en 1962 Massing tuvo su momento de gloria profesional –si se le puede llamar así- durante el Mundial de Italia en 1990, tras el que pocos pueden olvidar su figura en el partido inaugural. Es esa imagen la que lo acompañó durante toda su carrera y ahora se menciona tras su muerte el fin de semana a los 55 años.

El defensor camerunés no tuvo reparos en dar una de las patadas más brutales en la historia de los Mundiales al argentino Claudio Caniggia para proteger la mínima ventaja de su selección, acción que a la postre resultaría decisiva para la histórica victoria sobre la Albiceleste con el gol desde las ‘alturas’ de Francois Omam-Biyik.

Massing fue expulsado y suspendido por tres partidos en la emblemática campaña de la selección africana, que se convirtió en la primera escuadra de su continente en llegar a los cuartos de final en una Copa del Mundo, luego de eliminar a Colombia en la segunda ronda.

Para su pesar esa no fue la única contribución que se recuerda de él en Italia. Una vez cumplida la sanción, Massing regresó al equipo en los cuartos de final contra Inglaterra y cometió una penalti sobre Gary Lineker, que terminó siendo crucial en la victoria inglesa 3-2 en tiempo suplementario.

En total jugó 34 partidos con los “Leones Indomables” entre 1986 y 1992.

“Todos tenemos nuestros héroes. Es difícil levantarse y escuchar que uno de ellos se ha ido. Un león nunca muere, el duerme. Hasta siempre campeón“, fue el tributo de uno de los jugadores más emblemáticos de Camerún, Patrick Mboma, a su compañero fallecido.

Una más (Apunte)

La muerte del exjugador camerunés se suma a la de otros compatriotas suyos en circunstancias extrañas o por cardiopatías no detectadas como la de Marc Vivien Foe en pleno juego de la Copa Confederaciones de 2003, la de Patrick Ekeng en 2016 en el partido del Dinamo de Bucarest contra el FC Viitorul Constanta en el fútbol rumano o la de Leopold Angong Oben, jugador del Dynamo de Douala cuando disputaba un partido contra el Colombe du Dja-et-Lobo en la segunda división camerunesa.