Muchos residentes permanentes temen viajar fuera del país por temor a perder su residencia

Es muy importante que si tienen delitos serios, consulten a un abogado de migración antes de salir de vacaciones al extranjero
Muchos residentes permanentes temen viajar fuera del país por temor a perder su residencia
Leova Gómez, residente permanente de los Estados Unidos desde hace 15 años dijo que bajo la administración de Trump, se pone en manos de Dios para no tener problemas al reingresar al país después de viajar a México.
Foto: Araceli Martinez / La Opinión

Esta semana terminan las clases y para muchos es hora de emprender el viaje hacia el sur para pasar la Navidad y el Año Nuevo con seres queridos.

Pero al contrario de otros años en que los inmigrantes viajaban solo preocupados por la violencia o asaltos, aparece ahora otra preocupación, la pérdida de su estatus migratorios.

El abogado de migración Alex Gálvez reveló a La Opinión que hay mucho miedo entre quienes son residentes permanentes a viajar fuera del país en este periodo de fiestas navideñas.

“Mucha gente está viniendo a consultas, solo para preguntar si pueden salir o no del país”, comenta.

María Concepción Bautista, quien se hizo residente permanente con la Amnistía del presidente Reagan, reconoció que a ella sí le da miedo viajar a México. Pero luego se envalentonó y dijo que no puede vivir con temor. “No podemos dejar que el miedo nos paralice”, señaló.

Por su parte, Leova Gómez tiene planeado ir a México en enero para el primer aniversario del fallecimiento de su padre.

“No, no tengo miedo ir a México. No espero tener ningún problema para reingresar al país. Siento que Dios me cuida y está conmigo”,  dijo Gómez, una inmigrante mexicana que es residente permanente desde hace 15 años y trabaja en la limpieza de los estudios Paramount.

 

La economía de los pasajeros podría verse afectada, las aerolíneas podrían aplicar cargos extraordinarios por sus bolsas de compras.

Muchos rumores

Tras el arribo del presidente Trump a la presidencia de Estados Unidos han corrido muchos rumores sobre supuestos riesgos para reingresar al país, aún para quienes son residentes permanentes.

Esto a partir de que en enero entró en vigor una orden ejecutiva de Trump para prohibir la entrada al país de refugiados sirios e inmigrantes de siete naciones musulmanas, incluso a quienes tuvieran tarjeta de residencia. En octubre, el presidente reemplazó dicho veto por uno nuevo que restringe la entrada a EEUU a ciudadanos de ocho países: Chad, Corea del Norte, Irán, Libia, Siria, Somalia, Venezuela y Yemén.

Aunque algunos inmigrantes que son residentes permanentes guardan sus temores, otros como Bertha Pérez dijo que ella se hizo residente en febrero y en julio viajó a México. “Regresé sin problema. No tuve ningún inconveniente en Migración. Me llevé a mi hijo que es nacido aquí y habla inglés. Él fue mi intérprete a la hora de cruzar. No tenía miedo que no me dejaran entrar, pero sí de no hablar bien inglés y no saber qué contestar al agente de Migración”, mencionó.

A quienes el abogado Gálvez recomendó no salir para nada del país es a los indocumentados. “Si lo hacen, pierden el tiempo acumulado. Si tienes una solicitud pendiente o un procedimiento en la corte y sales, te auto deportas”, precisó.

“Si estás en proceso de obtener la residencia permanente, puedes pedir un permiso para salir, lo que se conoce en inglés como advance parole, y viajar cuando te lo aprueben”, mencionó.

Gálvez hizo ver que es muy triste ver a gente que han sido residentes por 10 o 20 años, aterrorizados y con miedo a salir fuera del país. “Piensan que al regresar Trump les va a quitar la residencia. Por lo regular son personas que no tienen delitos, o que si los cometieron son muy pequeños como una infracción por manejar”, indicó.

“Lo que recomiendo a un residente permanente que tenga un delito previo es que hablen con un abogado para estar seguros de no correr ningún riesgo al regresar”.

Quiénes la deben pensar dos veces

Los residentes permanentes que hayan tenido una sentencia por más de seis meses por un delito de violencia doméstica, cualquier caso de drogas o delitos mayores como lesionar a una persona al manejar en estado de ebriedad (DIU) deben ver a un abogado si están pensando en viajar en estas vacaciones, expuso Gálvez.

Por otra parte, enfatizó que es importante que sepan que aunque todo esté en regla, los residentes permanentes no deben abandonar el país por más de seis meses porque eso les afectará para solicitar su ciudadanía más tarde. “Si se exceden de los seis meses, abandonan su residencia”, expuso.

Amplió que para la ciudadanía, si acumulan en cinco años más de dos años y medio fuera, van a tener que esperar otros cinco años para solicitarla.

Solo un juez

El abogado en migración remarcó que un agente de Migración en la garita no les puede quitar la residencia. “Los puede poner en proceso de perderla, pero solo un juez tiene la última palabra. Sin embargo, bajo la administración de Trump, si no eres ciudadano siempre existe el riesgo de que un agente de Migración en la Aduana te niegue la entrada”, destacó.

“Si eres residente y tienes que salir de emergencia porque un familiar se está muriendo, verifica que tu residencia esté vigente. Si ya expiró te van a hacer pagar una multa al entrar en la frontera, pero ahí puedes pagar la renovación”, dijo.