UPS pierde un paquete con casi US$700 mil de una herencia

Y ofrece compensar $32
UPS pierde un paquete con casi US$700 mil de una herencia
La familia estuvo 10 meses reclamando a UPS y al banco, sin resultados. AFP/Getty Images

Cuando el padre de Lorette Taylor murió, dejó a sus hijos una gran cantidad de dinero en efectivo, que Taylor, como albacea, debía dividir entre ella y sus dos hermanos, CBC News reporta desde Toronto en Canadá.

Cuando intentó hacerlo en febrero, su banco -TD Canada Trust- dijo que era mejor enviar giros bancarios a su hermano y hermana (similares a los cheques personales, pero considerados más seguros ya que están garantizados por el banco en lugar de estarlo por la persona que los emite).

Uno de los giros, del orden de $846,650 dólares canadienses (US $ 664,850), estaba destinado a su hermano, Louis Paul Hebert, y Taylor contrató a UPS para que lo enviara a su tienda local, a 270 millas. El paquete nunca llegó.

Diez meses después, la familia de Ontario se quejó a los medios de comunicación de que todo lo que UPS había ofrecido a modo de compensación eran $32 dólares canadienses, lo que representa los costos de envío del paquete por correo.

Según el informe de CBC News, el banco TD Canada Trust también se negó a entregar el dinero a Taylor o a Hebert, a menos que aceptara reembolsarlo al banco si alguien encontraba el giro perdido y lo cambiaba. El banco exigía que su casa fuera la garantía colateral de este arreglo.

Después que la noticia se volvió viral en las redes sociales, TD Canada Trust eliminó el requisito de garantía. Taylor firmó el acuerdo de indemnización y un nuevo giro bancario se envió al abogado de la familia.

“Está claro para nosotros que no lo hicimos bien al principio y que podríamos haber hecho más para llegar a una resolución más rápida”, dijo el banco a CBC News.

Una portavoz de UPS le dijo al medio noticioso: “Si bien el servicio de UPS es excelente en nuestra industria, desafortunadamente no somos perfectos”.

Durante los diez meses de espera, el dinero estuvo en el banco, y nadie tratá de cobrar un centavo de la herencia.