Messi no brilló, pero Barcelona fue una aplanadora que le pasó encima al Deportivo

Suárez y Paulinho le dan una buena noche a los blaugranas que se desmarcan aún más del Madrid
Messi no brilló, pero Barcelona fue una aplanadora que le pasó encima al Deportivo
El delantero uruguayo del FC Barcelona Luis Suárez celebra su segundo gol ante el Deportivo. (Foto: EFE/Enric Fontcuberta)
Foto: Enric Fontcuberta / EFE

Barcelona, España – El Barcelona dormirá a 11 puntos de su odiado y próximo rival, Real Madrid.

Antes del Clásico, los culés vencieron en el Camp Nou por 4-0 al Deportivo La Coruña en un duelo en el que los locales estrellaron cinco remates en los postes, les atajaron un penal y no les contaron un gol legítimo.

Luego de 16 jornadas, el Barsa suma 42 puntos por 31 del Madrid, que no jugó ante el Leganés, debido a que disputó el Mundial de Clubes, donde se coronó, tras vencer al Gremio brasileño.

La mala noticia para los blaugranas fue la lesión de Paco Alcácer, quien se fue directo al vestidor y estará tres semanas de baja, debido a una dolencia en el recto anterior del muslo izquierdo.

Fue Luis Suárez quien puso adelante a la escuadra de Ernesto Valverde, tras recibir un servicio de Lionel Messi sólo para empujar el esférico al 29′.

En el primer lapso, Messi estrelló dos remates a los postes, pero en el segundo, Paulinho aceleró a la marca y punteó el balón para el 2-0 al 41′.

Antes del descanso, la polémica volvió a un juego del Barcelona, ya que la tercia arbitral, encabezada por Mateu Lahoz, no dio por bueno un gol de Suárez, tras un remate de rabona.

Al 47‘, un servicio recorrió toda el área para llegarle a la zurda de Luis Suárez, quien firmó su doblete en el partido.

En el 66‘, increíblemente otra vez un poste le negó el gol a Messi, quien no creía la situación.

Minutos después, al 69′, hubo una falta en el área sobre Suárez, por lo que Messi tomó el esférico y cobró, sin embargo el portero Rubén le atajó su disparo desde los 11 pasos.

El 4-0 llegó al minuto 75, nuevamente por conducto de Paulinho y otra vez luego de un rebote en el poste, éste tras un remate de Jordi Alba.

Ya con la ventaja, el Barcelona se dedicó a administrar energías de cara al duelo del sábado en el Santiago Bernabéu ante los Merengues.