Tu nombre en documentos de EEUU no coincide con el de tu acta de nacimiento, problema seguro

La falta de coincidencia de nombres puede complicarte la vida y hacer que no puedas reclamar derechos
Tu nombre en documentos de EEUU no coincide con el de tu acta de nacimiento, problema seguro
La inmigrante mexicana Elvira Melendres Salinas tuve que corregir su nombre en su acta de matrimonio para que coincidiera con su acta de nacimiento para poder sacar su pasaporte mexicano. (Araceli Martínez/La Opinión).

A la hora de solicitar un documento oficial emitido por los Estados Unidos como la licencia de manejo, o tus trámites para la residencia o la ciudadanía, asegúrate que tu nombre aparezca tal y como está en tu acta de nacimiento de tu país de origen. Si lo haces, te ahorrarás muchos problemas.

Elvira Melendres Salinas nació en Mexicali, una ciudad fronteriza mexicana pero en 1965 cuando tenía dos años de edad la trajeron a Los Ángeles donde creció y ha vivido toda su vida.

Se hizo residente estadounidense hace muchos años, y se casó con un veterano de guerra.

Cuando a mediados de año, su esposo la invitó a ir a un crucero para enero de 2018, acudió al Consulado de México en Los Ángeles a solicitar su pasaporte mexicano.

A la inmigrante mexicana Elvira Melendres Salinas, le eliminaron su apellido paterno en su licencia de manejo y tarjeta de residencia estadounidense. En tanto el apellido materno lo dejaron como segundo nombre. (Araceli Martínez/La Opinión).
A la inmigrante mexicana Elvira Melendres Salinas, le eliminaron su apellido paterno en su licencia de manejo y tarjeta de residencia estadounidense. En tanto el apellido materno lo dejaron como segundo nombre. (Araceli Martínez/La Opinión).

Nombres diferentes

Grande fue su sorpresa cuando le dijeron que no se lo podían dar porque su nombre en la tarjeta de residencia y en la licencia de manejo, aparecía como Elvira S. García. García es el apellido de su esposo. Pero en su acta de nacimiento  original aparece con su nombre de soltera, Elvira Melendres Salinas. Nunca con el apellido de casada.

“Bajo los reglamentos a los que tenemos que apegarnos, no podíamos probar que se trataba de la misma persona”, explica Silvia Villegas, encargada de casos especiales del Consulado de México en Los Ángeles.

“Lo que sucede es que en sus documentos de identificación expedidos por el gobierno estadounidense, su apellido paterno desapareció. La inicial de su apellido materno Salinas se lo pusieron como nombre intermedio, lo que en inglés se conoce como middle name”, indica.

Y señala que era muy difícil establecer bajo esas condiciones que se trataba de la misma persona. “En México ella es Elvira Melendres Salinas; y en Estados Unidos Elvira S. García”.

“Al entrevistarla, no se tiene duda que se trata de la misma persona. Pero no podíamos documentarla de acuerdo al reglamento”, enfatiza Villegas.

Sin embargo, dice que a fin de poder darle un pasaporte mexicano con el cual ella pudiera salir del país, el primer paso fue pedirle que solicitara que se enmedara su acta de matrimonio para que su nombre fuera escrito como en su partida de nacimiento.

“Yo me había casado en Nevada. Y por fortuna pude hacer todo el trámite de corrección de mi acta de matrimonio a través de Internet. Les dije que había habido un error con mi nombre, y si lo podían corregir. A las pocas semanas, tuve mi acta de matrimonio como mi nombre de nacimiento”, indica.

Silvia Villegas, encargada de asuntos especiales del Consulado de México en Los Ángeles recomienda que no se cambien su nombre al momento de hacerse ciudadanos para no crear doble identidad y ahorrarse problemas. (Araceli Martínez/La Opinión_.
Silvia Villegas, encargada de asuntos especiales del Consulado de México en Los Ángeles recomienda que no se cambien su nombre al momento de hacerse ciudadanos para no crear doble identidad y ahorrarse problemas. (Araceli Martínez/La Opinión_.

Los requisitos

Villegas precisa que para que los consulados de México puedan otorgar un pasaporte, se requieren tres documentos: acta de nacimiento como prueba de nacionalidad; identificación oficial reciente con fotografía como prueba de identidad; y un comprobante de domicilio a su nombre.

“Cuando Melendres Salinas volvió con su acta de matrimonio corregida, al verificar que el nombre de su acta matrimonial ya coincidía junto con su acta de nacimiento, procedimos a documentarla y tramitarle una matrícula consular con su nombre legal correcto”, sostiene.

Ya con la matrícula consular, su acta de nacimiento y acta de matrimonio que probaban que en realidad era Elvira Melendres Salinas, pudo obtener su pasaporte mexicano y está lista para tomar su primer crucero en enero.

Además aprovechó para solicitar su credencial de elector, misma que le llegará por correo a su domicilio, y le permitirá votar desde el extranjero en las elecciones de México.

“Me siento mucho mejor. Al principio cuando me explicaron de todo el enredo que había con mis apellidos, me puse nerviosa. Me preguntaba qué había hecho mal”, confía Melendres Salinas.

Agrega que todo el proceso de corrección de trámites lo inició en julio. “Si se tomó algo de tiempo pero también porque yo estuve enferma como un mes y medio. Por un momento, pensé en cancelar mi viaje porque la compañía me dejó claro que si no contaba con un pasaporte vigente, no me dejarían abordar”, dice.

Ya con su pasaporte mexicano y su tarjeta de residencia estadounidense, está más que puesta para salir de viaje.

Silvia Maricela Villegas, encargada de asuntos especiales para el Consulado de México en Los Ángeles hablo de la importancia que es que los inmigrantes mexicanos vigilen que sus nombres aparezcan en los documentos expedidos por el gobierno estadounidense igual que en su acta de nacimiento. (Araceli Martínez/La Opinión).
Silvia Maricela Villegas, encargada de asuntos especiales para el Consulado de México en Los Ángeles hablo de la importancia que es que los inmigrantes mexicanos vigilen que sus nombres aparezcan en los documentos expedidos por el gobierno estadounidense igual que en su acta de nacimiento. (Araceli Martínez/La Opinión).

Más común de lo que imaginamos

Villegas dice que el cambio de nombres y apellidos es un problema más común de lo que se pueden imaginar, y puede traer muchos contratiempos.

“Mi recomendación es que se aseguren que sus nombres en los documentos expedidos por el gobierno estadounidense, como licencias de manejo, tarjetas de residencia y certificados de naturalización, sean iguales a los de su acta de nacimiento. De lo contrario, crearán identidades múltiples que les complicarán la vida. A veces, no pueden probar que son los padres de un menor; o no pueden reclamar derechos como herencias, etc”, subraya.

La funcionaria hace ver que a la señora Melendres Salinas no le pidieron que corrigiera su tarjeta de residencia porque iba a ser más complicado. “Le solicitamos lo más sencillo de corregir, el acta de matrimonio”, menciona.

Recordó que aunque sean residentes permanentes de los Estados Unidos, mientras no se hagan ciudadanos estadounidenses, siempre van a necesitar el pasaporte de su país de origen para viajar.

“Es importante que siempre tengan sus documentos en regla porque nunca sabemos cuando se nos puede presentar una emergencia. Y si van a viajar, asegúrense que su nombre en el boleto de avión, aparezca tal y como dice su pasaporte. Se van a ahorrar muchos problemas, pérdida de tiempo y estrés”, indica.

Aún más, Villegas hace una recomendación muy especial: “cuando se hagan ciudadanos estadounidenses, recuerden que tienen derecho a la doble nacionalidad. Aunque seas un ciudadano estadounidense, puedes seguir ejerciendo su nacionalidad mexicana. Y recomendamos, al hacerse ciudadanos, que no se cambien de nombre para evitar identidades múltiples y asegurarse que puedan ejercer sus derechos en ambos países”, destaca.