Demócratas y “Dreamers” exigen “Dream Act” esta semana, aún con riesgo de cierre del gobierno

Demócratas y republicanos siguen negociando a puerta cerrada para evitar cierre del gobierno el viernes próximo
Demócratas y “Dreamers” exigen “Dream Act” esta semana, aún con riesgo de cierre del gobierno
Jóvenes activistas marchan hacia el Capitolio para exigir el "Dream Act", como parte de sus actos de presión esta semana. Foto: María Peña/Impremedia

WASHINGTON—Varios líderes demócratas renovaron este martes su amenaza de bloquear una ley de gastos del gobierno si el Congreso, bajo control republicano, no incluye el Dream Act en el paquete, mientras decenas de Dreamers continuaron sus protestas para exigir un voto antes del receso navideño.

A tres días de que el gobierno federal agote sus fondos, tanto demócratas como republicanos mantienen pugnas en torno al alcance de un proyecto de ley que evite un cierre del gobierno pasada la medianoche del viernes próximo.

Desde el pleno del Senado, el líder de la minoría demócrata, Chuck Schumer, fustigó a los republicanos por manipular el proceso legislativo, incluyendo ajustes unilaterales a medidas de obligada aprobación sin tomar en cuenta prioridades como la protección permanente de los Dreamers.

Schumer dijo que, en el marco de las negociaciones bipartidistas, su bancada está dispuesta a apoyar ciertos elementos para una “verdadera seguridad fronteriza que haga la diferencia”, y es urgente “lograr un acuerdo en cuanto sea humanamente posible”.

Schumer ha sido objeto de protestas de los Dreamers desde la semana pasada porque, al menos en  público, no ha dicho si, como medida de presión, un cierre del gobierno  sería una opción para su partido. 

Otros legisladores demócratas sí han dicho que votarían en contra de la ley de gastos si eso ayuda a lograr un voto del “Dream Act” esta semana.

La senadora demócrata por Nueva York, Kirsten Gillibrand, se reunió con “Dreamers” de Nueva York, y dijo que votará en contra de la ley de gastos si los republicanos “se niegan a hacer lo correcto para proteger a los Dreamers”.

“Ellos van a causar el cierre del gobierno, porque no voy a votar por ninguna ley de gastos de largo plazo que no proteja a los Dreamers. Punto”, enfatizó Gillibrand, al señalar que los Dreamers no deben ser piezas de negociación política.

Mientras, el senador independiente de Vermont y exprecandidato presidencial demócrata, Bernie Sanders, así como un grupo de 42 senadores demócratas también han amenazado con bloquear los fondos del gobierno si la legislación no incluye otras prioridades políticas, incluyendo la protección de los “Dreamers”.

Aunque los republicanos en la Cámara de Representantes pudieran aprobar una “resolución continua” con los fondos para el gobierno, sin la oposición, en el Senado tienen una ventaja de 52-48, por lo que allí necesitarán 60 votos, que dependen del apoyo demócrata para su aprobación definitiva.

Es, por hoy, la única carta de negociación que tienen los demócratas, que son blanco de presión de varias agrupaciones de “Dreamers” para que se apruebe el “Dream Act” aún si eso implica el riesgo de un cierre del gobierno.

Por ello, activistas, líderes demócratas, y aliados de la comunidad inmigrante, realizaron hoy diversos actos de protesta en varios puntos de la capital estadounidense para recordar a los legisladores el imperativo moral y económico que el país tiene con los “Dreamers”.

Desde las gradas de la Iglesia “United Methodist”, a pocos metros del Capitolio, varios líderes y grupos aliados del movimiento de los “Dreamers”, dieron la bienvenida a jóvenes del grupo “Inside Out/Dreamers”, que recorrieron 10,000 millas y 36 ciudades hasta llegar a Washington, para sumarse a la campaña de presión.

Los activistas presentaron testimonios, datos económicos, o referencias bíblicas para destacar la urgencia de ayudar a los jóvenes indocumentados, porque “proteger a los Dreamers” se ha convertido en una plegaria permanente. 

Proteger a los “Dreamers” es una plegaria permanente en esta iglesia. Foto: María Peña/Impremedia

Claudia Llewellyn, una “Dreamer” que perderá su permiso en 32 días, viajó desde Lancaster, Pensilvania, dijo que la hora de actuar es “ahora” no el 5 de marzo de 2018, que es la fecha tope que dio la Administración para una solución legislativa permanente.

Muchos activistas, entre ellas Greisa Martínez, de United We Dream,  recuerdan cómo, tras la aprobación en el Senado de la reforma migratoria de 2013, los republicanos de la Cámara Baja la sepultaron y desde entonces ha quedado como tarea pendiente.

Señalaron que la Administración Trump creó una crisis al eliminar el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, y el Congreso debe corregir la situación de los jóvenes indocumentados ahora, no en marzo de 2018, cuando termina el programa.

La senadora demócrata por California, Kamala Harris, dijo que el Congreso tiene una obligación moral que debe atender antes de enero, o cuanto antes mejor, tomando en cuenta que, cada día que pasa sin la acción del Legislativo,  122 “Dreamers” con permisos vencidos corren riesgo de la deportación.

La senadora demócrata por California, Kamala Harris, advierte de que el tiempo apremia para proteger a los “Dreamers”

“Estos niños no tendrán una feliz Navidad. ¿Cómo nos atrevemos a hablar de una feliz Navidad? Porque ellos no la tendrán. No saben si estarán aquí en los próximos días, semanas y meses”, dijo Harris.

Se calcula que más de 12,000 “DACAmentados” han perdido protección de DACA al no lograr una última prórroga de sus permisos.

El acto en la iglesia contó también con el exgobernador de Maryland, Martin O´Malley,  el senador Richard Blumenthal, representantes de organizaciones hispanas, líderes cívicos y religiosos, y “Dreamers” que han perdido sus permisos o están a punto de perderlos.

Mientras, acompañados de tambores, y gritando consignas a favor de los “Dreamers”, decenas de activistas de grupos como “NAKASEC” y “CASA en Acción”, marcharon por las calles aledañas al Capitolio, como parte de una campaña de presión toda esta semana.

La carpa establecida en el “Mall” de Washington por “United We Dream” como “cuartel general” para los actos de protesta, será punto de encuentro mañana para más de mil activistas que realizarán visitas al Capitolio.