Futuro eléctrico Toyota 5.5 millones de unidades para 2030

La estrategia Futuro eléctrico Toyota le permitirá al fabricante japonés alcanzar su objetivo de ventas de 5.5 millones de unidades para 2030. Para lograr la meta, Toyota está acelerando en forma considerable sus planes de investigación y desarrollo para el debut…

La estrategia Futuro eléctrico Toyota le permitirá al fabricante japonés alcanzar su objetivo de ventas de 5.5 millones de unidades para 2030.

Para lograr la meta, Toyota está acelerando en forma considerable sus planes de investigación y desarrollo para el debut de nuevos vehículos eléctricos híbridos —Hybrid Electric Vehicles (HEV)—, vehículos eléctricos híbridos enchufables —Plug-in Hybrid Electric Vehicles (PHEV)—, vehículos eléctricos con batería —Battery Electric Vehicles (BEV)— y de pila de combustible —Fuel Cell Electric Vehicles (FCEV)—.

Además, Toyota ha estado trabajando en la creación de “vehículos cada vez mejores” y de una “sociedad cada vez mejor”, con la filosofía de “contribuir a una sociedad sostenible”.

Gracias a su plan Futuro eléctrico Toyota, la marca japonesa  busca afrontar los retos medioambientales, como el calentamiento global, la contaminación atmosférica y el carácter limitado de los recursos naturales y las fuentes de energía, es algo fundamental para la empresa.

El impacto en el medio ambiente es uno de los pilares fundamentales a tener en cuenta en el desarrollo de productos de la compañía, junto con la seguridad/tranquilidad y la emoción.

Los vehículos electrificados, que resultan eficaces para reducir el consumo de gasolina y para promover combustibles alternativos, son indispensables para ayudar a resolver los problemas medioambientales actuales.

En octubre de 2015 se lanzó el Desafío Medioambiental Toyota 2050 —Toyota Environmental Challenge 2050—, que pretende reducir el impacto negativo de la fabricación y conducción de vehículos en la medida de lo posible y contribuir a la consecución de una sociedad sostenible.

Con el objetivo de desarrollar vehículos cada vez mejores, Toyota aspira a reducir el promedio mundial de emisiones de CO2 de vehículos nuevos en 90% respecto a los niveles de 2010.

Todas estas iniciativas fueron reconocidas por la revista Newsweek que nombró a Toyota como una de las compañías más respetuosas con el medio ambiente, situándola entre el 5% de las empresas más sostenibles del mundo y nombrándola ‘Best in Industry Global’ —‘Mejor de la industria mundial’— en la categoría de automoción.

Concretamente, Toyota es la compañía número 16, y primera de automoción, entre las 500 empresas más ecológicas del mundo en el ‘Green Ranking 2017’ de Newsweek.

Continúa leyenda para saber más de

Futuro eléctrico Toyota

Futuro eléctrico Toyota y Lexus

Para el año 2030, Toyota aspira a alcanzar unas ventas de más de 5,5 millones de vehículos electrificados, incluido más de un millón de coches sin emisiones — automóviles eléctricos con batería y eléctricos de pila de combustible.

Antes de eso, en 2025, todos los modelos de las gamas de Toyota y Lexus en todo el mundo estarán disponibles únicamente como coches electrificados o bien ofrecerán una opción electrificada.

Esto se conseguirá incrementando el número de modelos exclusivos HEV, PHEV, BEV y FCEV y generalizando la disponibilidad de opciones HEV, PHEV y/o BEV en todos sus modelos.

Como consecuencia, el número de modelos desarrollados sin versión electrificada se reducirá a cero.

(Continúa leyenda para saber más de Futuro eléctrico Toyota)

Vehículos sin emisiones

Toyota acelerará la popularización de los BEV con una oferta de más de 10 modelos eléctricos con batería a principios de la próxima década, empezando en China para luego ir entrando en otros mercados, con una introducción gradual en Japón, India, Estados Unidos y Europa.

La oferta de vehículos eléctricos de pila de combustible también se ampliará, tanto en turismos como en vehículos comerciales, durante la década de 2020.

La disponibilidad de los modelos híbridos también crecerá, gracias al mayor desarrollo del Toyota Hybrid System II, montado en la generación actual del Toyota Prius y otros modelos como el Toyota C-HR.

La marca japonesa también tiene previsto ampliar su oferta de híbridos enchufables en la década de 2020.

Las baterías constituyen una tecnología central de los vehículos electrificados y, en general, presentan limitaciones relativas a la densidad energética, el peso, la estructura y el costo, por lo que Toyota ha desarrollado activamente baterías de estado sólido de nueva generación y espera poder comercializar esta tecnología a principios de la próxima década.

Además, Toyota y Panasonic iniciarán un estudio de viabilidad de un negocio conjunto de baterías prismáticas para automoción, en aras de desarrollar la mejor batería prismática para automoción del sector y, en última instancia, contribuir a la popularización de los vehículos electrificados de Toyota y otros fabricantes.

?>