2017: Casi tantos tiroteos como días del año

A pesar de la cantidad de víctimas, el Gobierno aún no ha introducido más regulaciones para el uso de armas de fuego
2017: Casi tantos tiroteos como días del año
El tiroteo de Las Vegas ocurrió la noche del domingo 1 de octubre de 2017 en un festival de música de la Ruta 91 en Las Vegas Strip.
Foto: David Becker / Getty Images

En 2017 se registraron casi tantos tiroteos masivos, como días del año. Según información del Archivo Nacional de Violencia de Armas, este año tuvieron lugar más de 307 tiroteos, sin que por ello se modificaran las leyes referentes al uso de armas de fuego.

Por el contrario, a pesar de la cantidad de víctimas inocentes, la Administración Trump pasó leyes favorables a la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que hace años cabildea para influir las decisiones de legisladores, senadores y otros funcionarios del gobierno.

Durante la campaña electoral de 2016, grupos a favor del uso de armas de fuego y en contra de regulaciones de protección donaron alrededor de $5,900,000 dólares a candidatos republicanos. Según información del Center for Responsive Politics, entre 1998 y 2016, la NRA donó más de $13 millones de dólares a candidatos, comités y políticos de distintos partidos y afiliaciones.

La violencia perpetuada con armas de fuego es una de las principales causas de muerte entre los norteamericanos. Según el Archivo de Violencia de Armas, durante 2017 murieron más de 13,000 personas y aproximadamente 27,000 resultaron heridas, resultado de la violencia de armas.

La mayor masacre del año tuvo lugar en Las Vegas, Nevada, en la cual murieron 59 personas y 546 resultaron heridas. El 1 de octubre pasado, Stephen Craig Paddock, de 64 años de edad, disparó a miles de personas que se encontraban en un concierto, desde su habitación en el piso 32 del Mandalay Bay Resort y Casino. Para cuando llegaron las autoridades, el asesino ya se había quitado la vida de un disparo.

Devin P. Kelley disparó a los feligreses durante la misa

Un mes después, el 5 de noviembre, otra masacre, esta vez en una iglesia de Sutherland Springs, en Texas, terminó con la vida de 26 feligreses e hirió a otros 20. Devin Patrick Kelley, de 26 años de edad y ex miembro de las Fuerzas Aéreas disparó a los feligreses que estaban en misa. El asesino huyó en su auto, se estrelló y acabó su vida de un disparo.

Lamentablemente, estos dos no fueron los únicos tiroteos masivos del año.

Otras de las tantas tragedias a lo largo del país incluyeron:

  • Fort Lauderdale, Florida. El 6 de enero pasado, Esteban Santiago, de 26 años de edad, viajó desde Alaska
    a Florida, y al llegar al aeropuerto mató a 5 personas e hirió a otras 6. Santiago fue detenido por las autoridades.
  • Fresno, California. Kori Ali Muhammad, de 39 años de edad disparó de manera arbitraria en Downtown, Fresno, matando a tres personas. Muhammad fue arrestado por las autoridades quienes no encontraron vínculos entre el asesino y organizaciones musulmanes terroristas.
  • Kirkersville, Ohio. El 12 de mayo pasado, Thomas Hartless, de 43 años de edad entró a un asilo deancianos, y mató a su exnovia, quien tenía una orden de restricción en su contra, a un empleado del asilo y a un oficial de policía. Las autoridades encontraron más de 60 armas en el hogar del asesino, quien fue encontrado muerto en el lugar del tiroteo.
  • Orlando, Florida. A casi un año de la masacre del club Pulse, también en Orlando, el 5 de junio pasado, John Robert Neumann Jr. de 45 años de edad, disparó a cinco trabajadores de la compañía de toldos en donde había trabajado y había sido despedido dos meses antes.
  • Tunkhannok, Pennsylvania. También en junio pasado, Randy Stair, de 24 años de edad, disparó 59 rondas de tiros en un supermercado, matando a tres personas y luego suicidándose.
  • San Francisco, California. Un tercer tiroteo en el mes de junio causó la muerte de tres trabajadores de UPS. Jimmy Lam, de 38 años de edad, disparó a sus compañeros de trabajo, matando a tres y luego suicidándose.
  • Edgewood, Maryland. En octubre de este año, Radee Labeeb Prince, de 37 años de edad, mató a tres personas e hirió a otras tres, en un negocio de remodelaciones para el hogar, donde él trabajaba. Luego del tiroteo, Prince disparó a otra persona en un negocio de autos en Wilmington, Delaware y fue detenido por las autoridades.
  • Denver, Colorado. Scott Allen Ostrem, de 47 años de edad entró a una tienda Walmart el 1 de
    noviembre pasado y disparó indiscriminadamente, matando a tres personas. El asesino fue detenido por las autoridades.
  • Rancho Tehama, California. También durante el mes de noviembre, Kevin Janson Neal, de 44 años de edad, inició un tiroteo masivo en la Reserva de Rancho Tehama, incluyendo a una escuela primaria, matando a 5 personas e hiriendo a otras 10. Neal, quien también asesinó a su esposa, fue detenido por las autoridades.