El chiste obsceno en una caja de Pizza Hut que provocó un despido

Una empleada de Pizza Hut siguió la orden del cliente, aunque nunca pensó que esto le costaría su empleo
El chiste obsceno en una caja de Pizza Hut que provocó un despido
Una empleada siguió las órdenes del cliente y le costó su trabajo.
Foto: Twitter

Gran escándalo en el que se vio envuelto la cadena de pizzas Pizza Hut, luego de que en redes sociales se divulgara la imagen de un chiste de muy mal gusto que uno de sus empleados escribió en una de las cajas y que cayó en manos de un par de menores de edad.

Resulta ser que dos hermanos de 12 y 15 años, originarios de Stafford, Virginia, pidieron pizza a través del sitio web de esta cadena y en la casilla de requisitos especiales del formulario, solicitaron que les escribieran un chiste en la caja de su pizza.

La empleada que se encargó de despachar el pedido siguió las órdenes del cliente, así que se le ocurrió plasmar el siguiente chiste:”¿Qué tienen en común un repartidor de pizza y un ginecólogo? Ambos tienen que olerla, pero ninguno de los dos puede comérsela”.

El chiste de tan pésimo gusto, y mucho más tratándose de niños, desagradó por completo a la madre, quien de inmediato subió una fotografía de la caja a Facebook con el siguiente mensaje: “Un desagradable chiste de nuestro local de Pizza Hut de la zona. Esta familia no se rió y no creemos que sea divertido”.

Luego de que el hecho se viralizara, la gente de Pizza Hut decidió despedir a la empleada, a pesar de que ella se disculpó, lo cual ha generado una ola de críticas hacia esta empresa y la madre de los clientes, pues a final de cuentas, ella siguió las órdenes de quien hizo el pedido.