Ositos de peluche para una pronta recuperación

Agentes de la policía llevan alegría a niños en el hospital; muchos de los pequeños tendrán que pasar las fiestas en cama
Ositos de peluche  para una pronta recuperación
Luis Santos, de ocho años de edad, es uno de los pacientes que recibió un oso de peluche por parte de Santa y policías.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Con este, se cumplen cuarto años consecutivos en los que agentes de la policía de diferentes agencias llegan al Hospital del condado de Los Ángeles para regalar alegría a los niños —muchos de los cuales no podrán pasar Navidad en sus hogares.

Acompañados de Santa y la Señora Claus, policías escolares, agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), del aeropuerto y hasta autoridades de Arizona llegaron al hospital general LAC+USC Medical Center, en Boyle Heights, para repartir más de 3,000 ositos de peluche en la caravana de entrega que se llevó a cabo este jueves.

Por el futuro

La idea nació del policía escolar de Los Ángeles Ron Chacón, quien dijo que siempre le ha gustado ayudar a niños porque ellos son la promesa del futuro.

“Hay muchos niños hospitalizados que no pueden ir a sus casas para la Navidad y yo quise traerles la Navidad [al hospital]”, dijo el agente quien acompañado de otros 20 colegas llevaron los osos  de peluche al área de pediatría del centro médico.

12/21/17 /LOS ANGELES/Santa y agentes del orden entregaron osos de peluche a niños hospitalizados. (Foto de Aurelia Ventura/La Opinión)

“Cuando comencé el programa le pedí a mis compañeros del trabajo si me ayudaban con la misión que tenía y comenzamos con mil peluches y ahora estamos en el cuarto año y ya colectamos 10,749 osos”, cuenta Chacón emocionado.

“Veo las caras de los niños, qué felices se ponen… Y hasta han pedido que más agentes vengan”, recalcó.

Uno de los alegres niños que participó en este grato momento fue Luis Santos, de 8 años de edad, quien hace poco tuvo una operación de la apéndice.

“Me sentí emocionado cuando me iban a dar estos peluches, me dieron seis”, dijo Luis.

Isabel Santos, madre del niño, agradeció a los agentes que hacen más allá de su trabajo para apoyar a la comunidad.

“Como en estos días es muy triste estar aquí [en el hospital] pero también es bonito motivarlos para que salgan… A mi hijo que le acaban de dar esta alegría y sobre todo motivación”, recalcó.

En su caso esperan una pronta recuperación. “Gracias a Dios todo salió bien y esperamos que pronto lo den de alta”, dijo Santos.

Los miembros del hospital agradecieron la generosidad de las agencias del orden y dijeron que los ositos de peluche serían distribuidos en la sección de pediatría en las áreas de pacientes internos, externos y el centro de trauma.

12/21/17 /LOS ANGELES/Santa y agentes del orden entregaron osos de peluche a niños hospitalizados. (Foto de Aurelia Ventura/La Opinión)

“El centro de trauma recibe niños que han sido removidos por el Departamento de Familias y Niños (DCSF), lo menos que podemos hacer es darles un osito durante esta temporada navideña”, dijo Sandy Marleen Correa administradora del Departamento de Pediatría en el hospital.

Explicó que en un día se repartirían unos 3,000 muñecos y que el resto de ellos darían a los pequeños a lo largo de 2018.

“Los usamos durante todo el año para hacer sentir bien a los niños”, dijo Correa.

Chacón recuerda los buenos momentos que ha traído un osito de peluche a la vida de los niños. El segundo año de repartición él entregó uno a un joven estudiante que estaba hospitalizado.

Seis meses después lo volvió a ver afuera del hospital y el joven lo reconoció inmediatamente.

12/21/17 /LOS ANGELES/Luis Santos, de ocho años de edad, es uno de los pacientes que recibió un oso de peluche por parte de Santa y agentes del orden. (Foto de Aurelia Ventura/La Opinión)

“Él y su mamá me dijeron que ese oso todavía lo tienen con ellos y se acordaron el día que los agentes llegaron a darle ese osito y pensaron que era el mejor día que pasó ese joven en este hospital”, recuerda Chacón.

Por esta razón él planea continuar su buena causa por muchos años más. El próximo año la meta será repartir 15,000 de estos peluches.

“Voy a seguir haciéndolo mientras pueda y cuando me jubile espero que alguien más pueda seguir mi misión”, recalcó el agente..