Mexicano mantiene la tradición navideña de los nacimientos

Artista promueve el pesebre en
Mexicano mantiene la tradición navideña de los nacimientos
12/19/17/ LOS ANGELES/Mexican artist Luis Villanueva show off his nativity scene at his home in Woodland Hills. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Luis Villanueva recuerda vívidamente que a la edad de 6 años hizo su primera obra de arte en su natal Nayarit, México.

“Sin saber que era el arte hice mi primer nacimiento y como no tenía dinero para comprar los muñequitos los hacía de cartón”, cuenta Villanueva, de 67 años y reconocido artista en Los Ángeles.

Sin embargo, en sus humildes inicios Villanueva recuerda que su pasión por el arte era tan grande que no le importó ir a buscar los materiales para su pesebr en los lugares menos esperados.

“Me dio por irme al basurero a buscar piezas de reciclado”, recordó Villanueva.

Con el tiempo estudió en Guadalajara, Jalisco, se superó y llegó a ser un profesional y un artista. Entre sus trabajos más reconocidos esta la producción del día de muertos en el cementerio Hollywood Forever.

El pesebre ocupa gran parte de la sala en la casa de Luis Villanueva en Woodland Hills. ( Aurelia Ventura/ La Opinion)

Pasión a través de los años

Artista siempre, Villanueva no solo ha mantenido esta tradición navideña en su hogar, sino que su creatividad al trabajar en ella.

Mientras que muchos compran las piezas de su nacimiento en tiendas o mercados, él crea las suyas a su modo y en base a su inspiración, dando un toque singular al pesebre que pone cada año en su casa.

El disfruta creando sus piezas de arte para su pesebre con materiales reciclados. Entre estos se encuentra el periódico, cartón molido, plástico y aserrín. Pero su último descubrimiento es el que le ha ayudado a obtener los mejores resultados; la lana que sale de las secadoras.

“En las lavanderías públicas uno los consigue por bolsas y gratis”, dijo sonriente el artista.

“A veces las personas no me creen que mi trabajo es con materiales reciclados y en los museos me dicen que debería dejar una parte de la pieza sin pintar”, dijo Villanueva, quien se rehusa a seguir esa recomendación.

Villanueva crea las piezas para sus pesebres. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

El pesebre

Pese a que Villanueva cuenta con una colección de más de 500 piezas para su pesebre, no todas están disponibles por la falta de tiempo y espacio. El nacimiento de este año cuenta con aproximadamente 100 piezas.

Sin embargo, dijo que su casa siempre esta abierta para que todos vean su trabajo, sobre todo los más pequeños.

“A ellos les llama la atención saber cómo están hechos”, dijo Villanueva, quien en varias ocasiones y en diferentes países ha enseñado el arte del reciclado.

También disfruta mucho haciendo sus piezas con cera de abeja. “Ese es un arte que aquí [en Estados Unidos] no se conocía, ese es más popular en Alemania y en Guanajuato [México]”, relató.

Luis Villanueva en su casa de Woodland Hills. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

Mostrando su arte con otros grupos étnicos

Villanueva dijo que tiene viviendo 32 años en la misma casa de Woodland Hills, y recuerda las primeras veces que mostraba su pesebre a sus vecinos, que en su mayoría son judíos, a quienes no siempre les gustaban estas visitas.

“Ellos tienen la mentalidad que los mexicanos solo escuchamos música fuerte, pero yo les puse la muestra que no todos somos así”, reiteró Villanueva. “Las primeras generaciones que emigraron tal vez sí, eran analfabetas pero cada vez más somos profesionales los que llegamos aquí”.

Recalca que poner un pesebre en su casa en la Navidad es algo que no solo le recuerda su niñez, pero algo que mantiene vivas esas tradiciones que lleva impregnadas en su corazón.

El origen

Muchos atribuyen el origen de esta tradición a San Francisco de Asís cuando en el siglo XIII hace en la gruta de Greccio una representación con animales y personas, para presentar la historia del nacimiento de Jesús de tal manera que todos lo pudieran comprender. Algunas personas trataron de hacer lo mismo en sus casas utilizando pequeñas figurillas de madera o barro.

De Italia la costumbre se extendió por Europa, pero en España tuvo un desarrollo muy especial. Con la Conquista de América Latina por los españoles, algunos frailes aprovecharon este recurso para enseñar a los indígenas el Misterio de la Navidad. Los Americanos acogieron con gusto la idea y con el tiempo se hizo una costumbre que aún se practica.

En el pesebre no puede faltar la representación de Jesús, María, José, los pastores, los ángeles, el burro, la vaca, los Tres Reyes Mago, aunque muchos le pueden agregar todo tipo de figuras y adornos, de manera particular.