El Monte, la primera ciudad con una escuela de tráfico para ciclistas

En lugar de pagar multas, les ofrece la opción de educarse en las reglas del camino
El Monte, la primera ciudad con una escuela de tráfico para ciclistas
Desde abril funciona en la ciudad de El Monte, la primera escuela de tráfico para ciclistas que permite que quien comete una falta de tráfico pueda pagar con clases para educarse en las reglas del camino. (Araceli Martínez/La Opinión).

Desde abril de este año, los ciclistas de la ciudad de El Monte que cometen faltas de tránsito pueden reducir sus multas al asistir a clases que les permiten educarse en las reglas que deben seguir a la hora de ir en dos ruedas.

David González de 28 años llegó puntual a sus clases el fin de semana pasado.

“Yo ando en bicicleta desde los 5 años. Ahora de adulto, a diario me muevo en la bicicleta”, cuenta.

Hace dos meses, por manejar por el carril contrario, la policía lo detuvo y lo mandó a la corte de El Monte sin especificarle el monto de la multa.

“Ahí me dijeron que tenía que venir a la escuela de ciclismo, y una vez que termine presentarles mi certificado que pruebe que tomé tres horas de clases”, dice.

Durante un intermedio de las sesiones, González reconoce que está aprendiendo mucho. “Nunca había tomado un curso sobre cómo conducir mi bicicleta por las calles. Lo único que hacía es andar a la defensiva de los carros. Pero con estas clases me siento mejor para conducir mi bicicleta’, revela.

Por una falta cometida por conducir por el carril contrario, David González de Montebello fue mandado a la escuela de tráfico para ciclistas de la ciudad de El Monte. (Araceli Martínez/La Opinión)
Por una falta cometida por conducir por el carril contrario, David González de Montebello fue mandado a la escuela de tráfico para ciclistas de la ciudad de El Monte. (Araceli Martínez/La Opinión)

Abren puertas para educar a ciclistas

La apertura de la escuela de tráfico para ciclistas en El Monte fue posible gracias a la  ley estatal AB902 que entró en vigor en California en enero de 2016. Básicamente hizo legal y posible que las ciudades y jurisdicciones locales puedan ofrecer clases a los ciclistas multados con una infracción de tráfico como alternativa para no tener que pagar la sanción.

“Somos los primeros en el sur de California. En el norte están tratando de hacer algo por el estilo”, precisa José Jiménez, el instructor líder del programa de rehabilitación de tránsito para ciclistas en El Monte.

El curso de ciclismo de tres horas lo ofrece la organización no lucrativa Bike San Gabriel Valley (BikeSGV) de la que forma parte Jiménez, y funciona en coordinación con la Ciudad de El Monte y el juez Daniel López.

David González, un ciclista de Montebello plantea sus dudas y preguntas a José Jiménez, el instructor de la escuela de tráfico para ciclistas de la ciudad de El Monte. (Araceli Martínez/La Opinión).
David González, un ciclista de Montebello plantea sus dudas y preguntas a José Jiménez, el instructor de la escuela de tráfico para ciclistas de la ciudad de El Monte. (Araceli Martínez/La Opinión).

Imparte las reglas del camino y de seguridad, así como el equipo básico que los ciclistas deben llevar. Consiste en una hora de enseñanza en un salón de clases, una hora de ensayo y pruebas; y una tercera hora de práctica en la calle.

“Las clases son completamente gratis, no solo para quienes han cometido faltas de tráfico sino para quienes se quieren educar en el tema”, explica.

Jiménez dice que el problema es que no se necesita una licencia para manejar una bicicleta, ni tomar un examen, pero si quebrantas la ley, y no sabes que lo hiciste, te van a multar.

“Hasta ahora el promedio de las multas es de $300 dólares en los casos de jóvenes que conducen sin casco, o hasta $400 dólares por pasarse una luz roja”, anota.

Lo que sucede, expone, es que el ciclista comienza a pedalear desde que es niño. “No se ven a sí mismos como conductores de un auto, pero están sujetos a las mismas leyes, y la policía los puede parar y dar una multa que tiene el mismo precio que si manejan un vehículo”, señala.

José Jiménez, el instructor líder del programa de rehabilitación de tráfico para ciclistas en El Monte dice que la seguridad es lo primero a la hora de montarse en una bicicleta. (Araceli Martínez/La Opinión).
José Jiménez, el instructor líder del programa de rehabilitación de tráfico para ciclistas en El Monte dice que la seguridad es lo primero a la hora de montarse en una bicicleta. (Araceli Martínez/La Opinión).

Por no conocer las reglas

Hace ver que muchos ciclistas desconocen reglas tan básicas como la prohibición de algunas ciudades de andar en bicicleta en las banquetas. “Si un carro sale de la cochera y choca con una bicicleta. La culpa va a ser del ciclista, y él será el responsable de los daños al automóvil y de los suyos propios. Pero muchos ciclistas no lo saben”, indica.

Muchos de los participantes a las clases que han sido multados – que oscilan entre 17 y 50 años – usan sus bicicletas para ir al trabajo todos los días. “Es gente que no puede comprarse un carro; o que se transportan al trabajo en parte usando el camión y en otro tramo la bicicleta; o que están tratando de ahorrar dinero para un auto, y no conocen las leyes de tránsito”, indica.

En los accidentes que involucran ciclistas, la mitad de la responsabilidad es de los automovilistas pero la otra mitad es del ciclista.

“Un ciclista está menos protegido que un automovilista. Así que tiene que pensar en su propia seguridad. Si chocan con un carro, probablemente el conductor del auto no va a salir lesionado, pero el ciclista sí”, enfatiza.

Su mejor consejo para los ciclistas es que deben saber que cuando manejan una bicicleta están sujetos a las mismas leyes que si condujeran un auto.

El instructor José Jiménez enseña las reglas del camino a ? durante las clases de la escuela de tráfico para los ciclistas de la ciudad de El Monte. (Araceli Martínez/La Opinión).
El instructor José Jiménez enseña las reglas del camino a David González durante las clases de la escuela de tráfico para los ciclistas de la ciudad de El Monte. (Araceli Martínez/La Opinión).

La seguridad es lo primero

“Si estás en una calle llena de tráfico, y no te sientes seguro, que no te dé vergüenza, bájate de la bicicleta y camina por la acera”, indica.

En segundo lugar, remarca que es muy importante que conozcan su ciudad y las leyes locales. “Por lo menos investiga si en tu ciudad puedes circular por las aceras. Si no lo haces, y está prohibido, cuando menos lo esperes, te puede detener un policía y solo porque no sepas, no te va a dejar de dar una multa”,

Otra reglas básicas es mantenerse alerta a tu alrededor, usar las manos para hacer señales, voltear hacia atrás a la hora de hacer maniobras, usar cascos de manera correcta y bien sujetados.

El instructor José Jiménez explica a los ciclistas las reglas para conducir por las calles del condado de Los Ángeles dentro del programa de la escuela de tráfico de la ciudad de El Monte. (Araceli Martínez/La Opinión).

Los principales errores de los ciclistas que ha detectado en sus clases son: manejar en contra del tránsito, no traer luces cuando conducen en la noche y andar por las banquetas cuando no es permitido.

Jiménez revela que trabajan con la Corte de El Monte para ampliar la escuela de tráfico a West Covina para ofrecer más oportunidades a los ciclistas que multan en esa área.

Al final de las tres horas de la escuela de tráfico, reciben un certificado que llevan a la corte y los puede absolver de la cuantiosa infracción económica.

Si tienes preguntas puedes llamar a José Jiménez: jose@bikesgv.org
(626) 566-8302