Unas medicinas provocan a una mujer quemaduras y una enfermedad de por vida

El Síndrome de Stevens Johnson generalmente es causado por una dosis incorrecta de medicamento o una reacción al producto

Hace tres años, la vida de Khaliah Shaw cambió para siempre.

Tenía entonces 23 y sufría de depresión, por lo que fue al médico. Tras la evaluación, le recetaron Allí, en medicamento, lamotrigina. Pero Khaliah cree que le dieron la dosis incorrecta.

La farmacia en la que Khaliah recogió su receta tampoco captó el error de dosificación, por lo que Khaliah comenzó a tomar muchos más medicamento del que necesitaba.

Al principio, Khaliah dice, “todo estaba bien”. Eso duró unas dos semanas. Entonces, le empezaron a salir ampollas.

Khaliah afirma que el dolor era insoportable y sentía que estaba ardiendo. La dosis incorrecta había llevado a Khaliah a desarrollar un extraño trastorno de la piel llamado Síndrome de Stevens Johnson, que “hace que tu cuerpo se queme desde adentro hacia afuera y prácticamente te derrites “, cuenta  Khaliah.

La vida de Khaliah es totalmente diferente ahora. Su piel está cubierta de quemaduras y cicatrices. A esto hay que añadir que está perdiendo la visión. Incluso estuvo cinco semanas en coma “mientras su piel se despegaba lentamente”. Y no hay cura.

Khaliah afirma que lo único positivo de esta experiencia es que le ha enseñado a no tomar medicamentos sin saber qué contienen y las posibles reacciones de su cuerpo.

Para conocer más de su historia puedes leer su blog aquí