Las carrozas casi listas para el Desfile de las Rosas 2018

Miles de voluntarios ponen todo su arte y dedicación para un Desfile de las Rosas de ensueño a llevarse a cabo este 1 de enero
Las carrozas casi listas para el Desfile de las Rosas 2018
Los voluntarios se encargan de pegar sobre las carrozas semillas de lechuga (i) y ajonjolí (d). / foto: Mey Lyn Mitteenn

A pocos días del tan esperado Desfile de las Rosas 2018 en Pasadena este 1 de enero, cientos de voluntarios ponen manos a la obra para que las carrozas estén a su máximo esplendor.

Este año 39 carrozas, o floats, serán exhibidas por el bulevar Colorado honrando la vida, la salud, el medio ambiente y también recordando a quienes se han ido para siempre y han dejado un legado importante.

Will Ostedt, portavoz de Fiesta Floats Parade —la compañía de Irwindale que está a cargo de la construcción y decoración de 12 carrozas— dijo que ellos es están ocupando de algunas de las más grandes y ganadoras de premios en años pasados como las de Kaiser Permanente y Dole.

Laquita Bartolome (der.) junto a su hija Kim y su bisnieta Lani Santos participan en la decoración de las carrozas. (Jacqueline García)

“Aquí tenemos a miles de voluntarios y podemos decir que toma diez mil horas de labor para completarlas”, dijo Ostedt.

Y es un trabajo que muchos voluntarios hacen gustosamente. Uno de ellos fue Enrique Báez, quien llegó por decimo tercer año consecutivo al lugar. Y junto a él sus compañeras Molly Castañeda y Lorry Olsen, quienes han colaborado por cinco años ininterrumpidos. Todos dijeron que disfrutan mucho de participar.

“Vengo con amigos y familia a veces”, dijo Báez. “Es muy bonito ver tu trabajo hecho del principio al final”.

Los voluntarios dijeron que nunca saben con exactitud cuál carroza van a decorar ya que les pueden asignar una en específico; sin embargo, si hay alguna otra que necesita de más ayuda los rotan.

“Nos gusta mucho venir, es muy divertido y vemos a muchos participantes de todas partes [y edades]”, dijo Castañeda.

Enrique Baez, Molly Castañeda y Lorry Olsen participan en la declaración de las carrozas. (Jacqueline García

Laura Morales comentó que lleva varios años participando en la decoración de las carrozas.

“Me ha tocado decorar libros, patos, focos y la ‘Thing 1 y Thing 2’ [personajes de Dr. Seuss]… Yo les tomo fotos cuando están terminados”, explicó.

Este año participa principalmente en la decoración de la carroza de Kaiser Permanente, ya que es el lugar donde trabaja.

Desafortunadamente, en unos 26 años que lleva participando en la decoración de las carrozas, Morales dijo que nunca ha tenido la oportunidad de verlas en pleno desfile.

“Las veo en la tele unas dos o tres veces en el día cuando las repiten, pero no me ha tocado ir a verlas al desfile. Este año creo que sí voy a ir”, dijo sonriente.

Algunas carrozas como esta tienen rodajas de naranjas, limones y toronjas. / foto: Mey Lyn Mitteenn.

Acoplándose a los cambios

Pese a que la tradición de las carrozas por el bulevar Colorado en Pasadena es mundialmente conocida, debido a los aspectos económicos su construcción no es realizada en esta ciudad.

Lance Tibbet, presidente del Torneo de las Rosas, dijo a KPCC que por años la organización alquiló almacenes en Pasadena y eventualmente decidió que quería comprar sus propios edificios.

“Cuando buscamos una nueva instalación, definitivamente, queríamos quedarnos en Pasadena, pero el hecho es que la compra de un edificio para nosotros es un gran paso para empezar. Y es caro”, dijo Tibbet. “Así que Irwindale ofrece un valor mucho más atractivo”. Por esta razón, este año Tibbet completó su transición a nuevos almacenes en Azusa e Irwindale.

Los nuevos edificios en Irwindale tienen mucho más espacio para los cientos de voluntarios que decoran las carrozas y es una mejor experiencia para los miles de visitantes que compran boletos para ver las carrozas decoradas, dijo Tibbet.

Cientos de voluntarios llegaron a Irwindale la última semana del 2017 para decorar las carrozas. (Jacqueline García)

Por supuesto, mover las carrozas por millas al inicio del desfile agrega un desafío logístico a Pasadena. En la víspera de Año Nuevo, alrededor de las 4 de la tarde hay un desfile antes del desfile.

Las carrozas salen de sus instalaciones en Azusa e Irwindale y se dirigen hacia el oeste en Arrow Highway hacia Huntington Drive, luego hacia el norte en Fair Oaks Avenue antes de hacer cola en Orange Grove Blvd. donde comienza el desfile.

El convoy de carrozas mayormente decoradas toma de seis a ocho horas para el viaje, y proporciona un alegre y más calmado desfile para las familias que ya conocen su trayecto.

Otros lugares de construcción de carrozas incluye South Pasadena, Burbank, Downey, La Canada y Sierra Madre.