‘No dispares al aire durante la celebración de Año Nuevo’

Autoridades lanzan advertencia para evitar tragedias
‘No dispares al aire durante la celebración de Año Nuevo’
Las autoridades lanzan esta campaña cada fin de año. / foto: pima county sheriff dept.

El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) hizo esta semana un llamado a la comunidad para que se abstenga de disparar sus armas al aire durante la noche de Año Nuevo y de esta manera evitar accidentes.

“Todos sabemos que en la madrugada del primero de enero las personas quieren hacer algo drástico y queremos prevenir que disparen sus armas porque el resultado puede ser fatal”, dijo Mike López, agente del LAPD.

Hizo hincapié que “todo lo que sube tiene que bajar” y que en el caso de las balas, estas pueden caer en el techo de una casa o incluso tener consecuencias peores.

“Si cae sobre una persona la puede matar y quien disparó va a ir a la cárcel” explicó López.

Cada año, el LAPD pone en pie la campaña de reducción de disparos con armas de fuego  para ayudar a disminuir los incidentes de disparos indiscriminados que se han convertido en una tradición letal de Año Nuevo.

La descarga de un arma de fuego al aire es un delito mayor que se castiga con un año en una prisión estatal.

“Toda persona arrestada por descargar un arma de fuego será procesada con todo el peso de la ley”, explica el LAPD en su portal de Internet.

Y agrega que “muchas veces las personas involucradas en celebrar la última noche del año con disparos no se dan cuenta de los peligros que representan sus acciones”.

En cifras

Investigaciones han revelado que una bala disparada al aire puede subir dos millas y permanecer en vuelo por más de un minuto.

A medida que cae, la bala alcanza una velocidad de 300 a 700 pies por segundo. Una velocidad de solo 200 pies por segundo es suficiente para penetrar el cráneo humano.

Aunque no hay estadísticas recientes de los tiros al aire, la pagina de LAPD revela que en los últimos años han logrado grandes avances en la reducción de esta práctica que se produce al terminar la noche del 31 de diciembre.

Durante la víspera de Año Nuevo de 2005, el LAPD recibió 145 llamadas de radio “de disparos de balas”, un 61% menos que el año anterior.

Hubo nueve arrestos por descarga negligente de un arma de fuego en el aire, otras 21 detenciones relacionadas con armas de fuego y 13 pistolas fueron confiscadas.

En 1998, Steven Gajda, un agente del LAPD fue asesinado en el cumplimiento de su deber durante los esfuerzos de reducción de disparos.

El agente Gajda se había ofrecido como voluntario para trabajar en la reducción del uso de armas en la División de Hollenbeck y fue asesinado a tiros mientras investigaba la actividad de pandillas en una fiesta de Año Nuevo.

Otra de las muertes en la ciudad de Los Ángeles, atribuida a los disparos de celebración, fue Brian Pérez de 9 años de edad, quién falleció en 1999.

“Este año, al igual que años anteriores la policía de Los Ángeles va a estar trabajando toda la noche para arrestar a personas que estén disparando armas”, dijo López.

No a los fuegos artificiales

Así mismo, el LAPD advirtió a las personas que los fuegos artificiales también son ilegales en la ciudad de Los Ángeles.

“Es contra la ley tener cualquier tipo de fuegos artificiales y si vemos a personas tirando estos artefactos los vamos a arrestar”, señaló el agente López.

Las personas que sean encontradas encendiendo fuegos artificiales pueden ser arrestadas por un delito menor.

La policía dijo que si quiere ver fuegos artificiales, diríjase a uno de los eventos profesionales que están planeados para esa celebración.

¿Tienes un arma? Toma estos puntos en cuenta

  • Dispararla hacia al cielo es delito mayor que se condena hasta con un año de cárcel.
  • Si la bala que disparaste, llega a causarle la muerte a una persona, podrías ser arrestado y consignado por homicidio.
  • Una bala disparada hacia al aire, puede llegar hasta dos millas de altura. Al volver a la tierra su velocidad se acelera.
  • Para reportar actividad criminal durante la víspera de Año Nuevo o durante la madrugada del 1 de enero, llama al 1(877) 527-3247.