Niegan fianza a inmigrante que la policía de Huntington Park detuvo por orinar en la calle y entregó al ICE

Tendrá que pelear su caso desde la detención, mientras su esposa espera a su primer hijo

Una jueza de migración negó una fianza a Brian Cerano Pulido, el inmigrante al que la policía de Huntington Park detuvo por orinar en la vía pública y más tarde entregó al Servicio de Migración y Aduanas (ICE). La fianza le hubiera permitido pelear su caso de migración en libertad al lado de su familia.

La compañera de Brian, Michele García, quien tiene seis meses de embarazo, quedó destrozada con la noticia. Ambos esperan a su primer hijo.

García dijo que se sentía muy mal. Un sentimiento compartido por la madre del joven inmigrante, quien a pesar de estarse reponiendo de las secuelas de un derrame cerebral y no poder hablar, vino desde Tijuana para estar presente en la audiencia de fianza de su hijo.

Brian Cerano Pulido tiene 20 años, y es nacido en Tijuana. Antes de su arresto trabaja en una recicladora de telas. Lleva una relación de casi tres años con Michelle García. El arresto se llevó a cabo la semana pasada por las calles Pacific y Slausson. La pareja acaba de salir de una tienda, y como el muchacho no aguantó las ganas de orinar, lo hizo detrás de un árbol, pero fue descubierto por un patrullero de Huntington Park quien decidió arrestarlo por dicha falta.

El abogado Alex Gálvez dijo que la jueza aceptó que Cerano Pulido no tenía delitos y no era una amenaza para la sociedad, pero aún así, no le autorizó la fianza.

“Si así lo decide la familia, el caso se pelearía desde la detención”, se lamenta el defensor.

Y agregó que la ofensa inicial por la que la policía de Huntington Park lo arrestó, no resultó en un cargo.

Gálvez lamentó que el alcalde de Huntington Park, Johnny Pineda no haya salido a defender al muchacho, y no haga nada para que dicha ciudad se convierta en un Santuario.

“Muchas ciudades no quieren declararse santuario para no arriesgar los fondos federales, pero tienen más que perder al no proteger a su gente. No están protegiendo a su propia población. La ciudad de Huntington Park se hace cómplice de la separación de familias”, enfatiza.

Y añade que aunque los residentes sean indocumentados, tienen la responsabilidad de protegerlos. “Aportan impuestos más que cualquier beneficio que pudieran obtener”, indica.

El muchacho se encuentra detenido en las instalaciones James A. Musick de ICE en la ciudad de Irvine, California.

García dijo cuando arrestaron a Brian que no le quedaba duda que la detención de su compañero fue un acto de racismo y una violación a la Ley Santuario de California.

La Ley Santuario de California, la SB54 establece que las policías locales y estatales solo pueden entregar a una persona al ICE si ha cometido un delito grave.

Después del arresto, el  Departamento de Policía de Huntington Park se deslindó de responsabilidad alguna

“El Departamento de Policía de Huntington Park no funciona como una agencia civil de inmigración para el gobierno federal. Sin embargo, en algunos casos, los oficiales pueden arrestar sospechosos criminales buscados por violar la ley”, dijeron.