Se disparan las ventas de la marihuana tras su legalización

Clientes abarrotan una tienda en West Hollywood - la única en el condado de Los Ángeles con licencia para vender el cannabis recreativo.
Se disparan las ventas de la marihuana tras su legalización
Clientes nuevos y regulares llegan al dispensario de West Hollywood para comprar marihuana. (Jacqueline García)

La legalización de la marihuana tomó efecto el primero de enero y con ello se disparó la curiosidad de quienes esperaban probarla pero temían hacerlo por su ilegalidad, así como la euforia de quienes ya la consumen pero lo hacían con extrema precaución.

Mario, quien no quiso proveer su apellido, llegó el martes con su esposa a la tienda Alternative Herbal Health Services (AHHS) de West Hollywood – la única en el condado de Los Ángeles con permiso para vender el cannabis recreativo. Igual que él, decenas de otros compradores abarrotaron ayer este lugar.

El joven latino, quien es veterano de guerra y sufre estrés postraumático, dijo que prefiere fumar marihuana a utilizar medicamentos recetados. También opta por la marihuana en flor en lugar de comestibles.

AHHS tiene más de 70 productos con marihuana. (Jacqueline García)

“Legalizarla esta bien porque la marihuana hace que la gente se relaje y se sienta más cómoda”, dijo Mario.

Anthony Bryant, de 65 años, dijo que ha utilizado la marihuana desde los años 70, primero por diversión y con el paso de los años como medicamento tras un accidente.

“En el pasado tuve mucha suerte que nunca me agarraron”, dijo Bryant sobre su hábito. El llegó a West Hollywood desde la ciudad de Carson, al sur de Los Ángeles.

Bryant tuvo una cirugía en la espalda tras un accidente en el trabajo y le dieron la opción de la marihuana para su tratamiento.

“Me la recomendó el doctor para evitar medicamentos fuertes”, reveló Bryant.

Anthony Bryant mostró la cirugía de su espalda por la cual se ve en la necesidad de usar la marihuana medicinal. (Jacqueline García)

Por su parte, Froy, quien tampoco quiso proveer su apellido, dijo que manejó desde el condado de Ventura para comprar su producto.

“Yo fumaba desde antes pero siempre tenía que ser cuidadoso, ahora esta bien porque ya es legal”, dijo el joven, quien la utiliza para uso recreativo. Aseguró que él la fuma cuando esta en casa para relajarse, pero no maneja bajo la influencia.

Preparados para la alta demanda

Martica “Gia” De Torres es consultora del cannabis en la tienda AHHS por los últimos ocho años y aboga por el uso de la droga.

“Los latinos tenemos una idea mala de la marihuana pero, por ejemplo, la que contiene CDB reduce el cáncer, la esquizofrenia, ansiedad, inflamaciones y otros malestares”, explicó.

El cannabidiol (CDB) y el tetrahidrocannabinol (THC) son dos ingredients activos del cannabis pero con diferentes efectos.

La marihuana que contiene más CDB es para usos medicinales y la que contiene más THC es para uso recreativo.

Gia atiende a uno de los clientes que llegó a comprar marihuana. (jacqueline García)

“Aquí los productos están divididos en tres partes; sativa que es para uso recreacional, hibrido que esta en medio [50% CDB y 50% THC] y el indica el cual es como medicamento”, explicó De Torres.

Tras la aprobación de la proposición 64 en California, partidarios la apoyan debido a las regulaciones similares al alcohol. Será vendida para uso recreacional solamente a adultos mayores de 21 años y mayores de 18 años con licencia para el uso medicinal.

California, que es la sexta economía más grande del mundo, puede tener mayores ingresos con las ventas de marihuana por los impuestos estatales y locales.

Las ventas del cannabis podrían llegar a $3,700 millones de dólares en el 2018 y más de $5,500 millones en el 2019 al aumentar el número de tiendas, explica BDS Analytics, una firma que investiga la industria del cannabis.

AHHS tiene más de 70 productos con marihuana. (Jacqueline García)

La proposición 64 también permite que las personas cultiven sus propias plantas de marihuana—hasta seis—y las personas acusadas por delitos de marihuana podrán reevaluar sus casos para su historial delictivo.

Sin embargo, Bryant dijo que él no se arriesgaría a plantar el cannabis en su hogar puesto que corre el riesgo de que lo asalten solo por robar las plantas.

“Prefiero venir y comprarla aquí”, dijo Bryant.

La tienda, que ha estado abierta por los pasados 15 años, cuenta con más de 70 productos que van desde la marihuana en flor con diferentes sabores y olores a los dulces como chocolates, gomitas y hasta bebidas, cremas, productos para bañarse y ungüentos.

“La gente puede llevarse hasta una onza de marihuana en flor y ocho gramos de la procesada”, dijo De Torres. “Pueden llevar más si tienen una licencia”.

“En este día han venido personas para buscarla por uso medicinal pero la mayoría – yo diría en un 70% – vienen a buscarla por uso recreacional”, dijo De Torres, aseverando que el negocio esta preparado para surtir la alta demanda.

Los interesados en el uso recreacional no necesitan prescripción, solamente deben ser mayores de 21 años.