El año arranca con protesta de Dreamers

Jóvenes y activistas se plantan frente a la oficina de senadora Feinstein in L.A.
El año arranca con protesta de Dreamers
Mayra Castro (centro) habla gente a un grupo de activistas y partidarios de los dreamers. (Suministrada)

Con pancartas en mano un grupo de jóvenes inmigrantes y partidarios se reunieron este miércoles frente a la oficina de la senadora demócrata de California Dianne Feinstein en Los Ángeles para pedirle que luche por la aprobación del Dream Act.

“Tenemos una urgencia para que se apruebe el Dream Act sin obstáculos”, dijo Bruna Bouhid, portavoz de United We Dream, que fue una de las organizaciones que lideró el evento.

“En diciembre ya hicimos todo lo que pudimos y ahora estamos esperando que los senadores hagan algo. ¡Necesitan actuar ya!”, añadió Bouhid, quien es beneficiaria de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Desde que la administración del presidente Donald Trump anuló DACA en septiembre pasado, miles de jóvenes ya han perdido su estatus legal temporal en el país.

Por esta razón, los activistas piden que se les otorgue una vía permanente a los jóvenes inmigrantes, y esto solo puede ser posible con la aprobación del Dream Act.

“El año pasado el Congreso tuvo la oportunidad de aprobar el Dream Act y falló en comprometerse a hacerlo”, dijo por su parte la activista Ana María Achila.

“Estamos aquí para decirles a los senadores que si están dispuestos a luchar por los lazos de amor que nos definen como comunidad… este es el momento de ganar nuestra libertad para permanecer en el lugar que nosotros llamamos hogar”, dijo la joven frente al grupo de emotivos partidarios.

El grupo se enfocó en la senadora Feinstein con el objetivo de que ella lidere a toda la delegación de California en el Congreso, tanto republicanos como demócratas.

Mayra Castro, de 25 años de edad, dijo que su amparo de DACA expirará el próximo diciembre de 2018.

La joven contó además que llegó desde México a la edad de cuatro años y logró viajar a México con un permiso especial por ser beneficiaria de este alivio.

Una lucha por todos

Sin embargo, recalcó que lucha no es solamente por ella pero por todos los Dreamers, conocidos también como “soñadores”.

“Feinstein tiene el poder de convencer a los republicanos y demócratas para que voten sí por el Dream Act”, dijo Castro.

“Es una vergüenza que California, el estado que cuenta con mas inmigrantes jóvenes, no pueda tener a todos [sus senadores] apoyando el Dream Act”, recalcó.

Por su parte, Ashley Schapitl, portavoz de la senadora Feinstein, dijo que la demócrata apoya completamente la aprobación de un Dream Act por el Congreso.

“Ella votó en contra del proyecto de ley de financiamiento del gobierno en diciembre porque no incluía el Dream Act”, dijo
Schapitl.

Y aseveró que personal de la oficina de Feinstein se reuniría ayer con los Dreamers y activistas luego de la manifestación.